miércoles, 2 de noviembre de 2016

277 –. Otero (Sierra de la Demanda - Burgos)



Ruta realizada: Viernes 28 de Octubre de 2.016

Itinerario:

Tres Aguas (Fresneda de la Sierra) – Barranco de Zarzabala – “Tejo Milenario” –  Torruco Zarzabala – Tobolraza – Poborlaza – Otero – Pozo Negro – Barranco de Pozo Negro – Tres Aguas.



                                            Panorámica de la Sierra de la Demanda desde Otero.
                                                                         (Sierra de la Demanda / Burgos)

Elías, Julián y Javier.

            Al igual que en la reciente ruta a San Millán, hoy repetimos visita a la Sierra de la Demanda decidiéndonos en esta ocasión por el Otero y sus atractivos barrancos.
            En Fresneda de la Sierra Tirón nos desviamos por la pista que remonta el valle del río Tirón hasta llegar al área recreativa de “Tres Aguas” (1.110mts) donde dejamos aparcado el coche.
            En nuestra idea de completar una ruta circular, ya andando seguimos por la pista que remonta el valle principal de Rehoyo que abandonamos después de unos 500 metros donde cruzamos el puente que pasa a la orilla opuesta del arroyo. El nuevo camino por el que seguimos está marcado y veremos numerosos jitos que conducen hasta la ubicación del tejo milenario de Fresneda en el barranco de Zarzabala. Antes de desembocar el arroyo de Zarzabala en el de Rehoyo, el primero forma la vistosa cascada de los Chapatales. En este punto y a la derecha de la cascada, trepamos unos metros la pronunciada pendiente de la ladera hasta situarnos en la parte superior donde enlazamos con el camino viejo del valle que sigue por la margen izquierda (nuestra derecha según subimos) del torrente de Zarzabala. El camino, al menos en esta ocasión y solo en algunos cortos tramos, se halla cubierto con abundantes escobas, pero no hay que desesperar pues más adelante, superado este corto tramo, ya bajo el hayedo se puede avanzar con mayor comodidad.
            El camino nos conduce a la ladera opuesta (margen derecha) y después de un tramo entre bosque vuelve a la ladera de la margen izquierda del arroyo. Siguiendo siempre los jitos y las marcas de la ruta, pasamos primeramente junto a un esbelto tejo que se queda pequeño cuando nos situamos junto al “tejo milenario de Fresneda” que merece paremos junto a él unos instantes para observarle, admirarle y tomar alguna testimonial.
            Satisfecha nuestra curiosidad con la observación del longevo ejemplar, seguimos nuestra ruta pero no ya por la senda jitada. Remontamos la ladera primero por el bosque de hayedo y luego tramos entre escobas y bosque de pinos siendo nuestro propósito alcanzar la cota de Torruco Zarzabala.
            Alcanzado el Torruco Zarzabala (1.929mts) nos encontramos sobre el tramo del cordal San Millán – Otero y podemos ver e identificar numerosas cumbres de la Sierra de la Demanda como son Cabeza de la Piñuela, Cabeza Aguilez, San Millán y Trigaza que se encuentran hacia el Oeste de nuestra posición, y mirando hacia el Este: Tobolraza, Poborlaza, Otero, Campos Blancos, Torocuervo, San Lorenzo…
            Continuamos ruta hacia el Este del cordal pasando por las cotas Tobolraza (1.907mts) y Poborlaza (1.946mts) para terminar coronando Otero (2.051mts). De nuevo una buena ración de panorámicas con mayor alcance de lo que anteriormente veíamos desde Torruco Zarzabala. Desde aquí tenemos una buena vista hacia San Lorenzo con el largo cordal de cumbres que nos separan de esta montaña (Gatón, Necutíu, Pico del Gitano, Salineros …), así como los valles que conforman la amplia cuenca del río Oja.
            Desde Otero descendemos a la laguna Pozo Negro. La bajada, sin seguir ningún trazado de senda, la hacemos prácticamente por la empinada ladera de la cara Norte de la montaña, destrepando con un poco de cuidado por la pedrera y matorral de poco porte durante los 300 metros de desnivel hasta la misma orilla de la laguna. Necesitamos abastecernos de agua pero no nos arriesgamos a tomarla directamente de la laguna que presenta en la actualidad un tono verdoso claro. De la misma ladera  brota un hilillo de agua a modo de manantial al borde de la laguna y ahí sí que rellenamos las cantimploras. Suficiente de momento para saciar la sed que traemos.
            Seguimos descendiendo. Ahora ya coincidiendo con el trazado jitado y marcado enseguida nos introducimos en el bosque de hayedo. A decir verdad que los reflejos y tonos del bosque son espectaculares. Resulta muy agradable el descenso entre tanto colorido y lo disfrutamos a lo grande. Así hasta coincidir con la pista del valle y el trazado señalizado que a la izquierda desvía la ruta circular al Tejo de Fresneda con la que habíamos coincidido en la subida a primera hora por el barranco de Zarzabala.
            Ya solo nos queda continuar por la pista durante aproximadamente 3,5 kms hasta Tres Aguas donde damos por finalizada la bonita ruta del día.
           
            Cada época tiene sus alicientes. Ahora en otoño son los colores típicos que dan gran vistosidad a los bosques. En primavera será la frescura, los arroyos, los saltos de agua, la flora, fauna…  Algunos de estos detalles de primavera avanzada los tengo incluidos en este mismo blog, con descripción y fotos que pueden verse pinchando en el enlace: “30 de Junio de 2.013”.



Tiempo total que hoy hemos dedicado a la ruta: 9,36’ horas. (con tranquilidad)
Desnivel acumulado de subida: Aproximadamente 1.120 metros
Distancia recorrida: unos 16 kms
Dificultad: El recorrido realizado no presenta situaciones de alta dificultad. Si acaso, mencionar que la entrada al valle de Zarzabala, a partir de la cascada tal como lo hemos hecho nosotros hay que “trepar” la ladera unos metros hasta la parte superior donde se sigue el camino viejo del valle con tramos iniciales de abundantes escobas que entorpecen la marcha. También, a partir de la ubicación del tejo milenario de Fresneda hemos abandonado la senda para llegar hasta la cota Torruco Zarzabala ascendiendo entre bosque de hayedo, vegetación de escobas y bosque de pinos. El resto del itinerario es asequible para montañeros habituados a andar por todo tipo de terrenos.



                                                                                                       Plano de la ruta.


Sin más, pasamos al testimonio gráfico de la jornada de hoy.


Comenzamos a andar en “Tres Aguas” y seguimos el camino que pronto remontará el barranco de Zarzabala.


El camino está marcado y señalizado como la “Senda del tejo”.


Ha salido un día bonito y pronto apreciamos los colores del otoño.


Llegamos ya a la entrada del barranco Zarzabala y contemplamos la pequeña cascada de los Chapatales que la forma el arroyo del barranco.


Después de trepar unos metros la pronunciada pendiente de la ladera junto a la cascada, enlazamos con el camino en su parte superior. Veremos que dicho camino en algunos cortos tramos se halla invadido por las escobas que entorpecen la marcha.


El camino se hace mucho más práctico cuando pasamos bajo el hayedo y otras zonas más abiertas.





Resulta muy agradable pasear bajo el bosque en este día de color y luces propios de la época.


La senda jitada que seguimos  pasa junto a este centenario tejo.


Pero más impresionante es este otro ejemplar milenario pocos metros más adelante.
El “tejo milenario de Fresneda” tiene un perímetros de más de 8 metros.



A partir de la ubicación del tejo ya no seguimos la senda jitada. Como buenamente podemos, remontamos la ladera dirigiéndonos al cordal de la Sierra, concretamente a la cota Torruco Zarzabala.


Progresamos por todo tipo de terreno. Largos tramos entre hayedo, algunos claros y también zonas incómodas de vegetación que ralentizan la buena marcha. Conseguimos ir ganando metros a la ladera.


Dejando atrás el bosque de hayedo seguimos algunos tramos de camino entre bosque de pinos.


También fuera de camino abriéndonos paso entre la vegetación.


Ya fuera de bosque la parte más elevada de la ladera ofrece menos resistencia a nuestra marcha.


Superamos una antecima en la que se halla un gran mojón de piedras superpuestas a modo de referencia.


Desde la cumbre Torruco Zarzabala podemos disfrutar de unas magníficas panorámicas, distinguiendo numerosas cotas de la Sierra de la Demada.


El cordal hacia el Oeste alcanza hasta San Millán (izquierda) y el más inmediato Cabaza Aguilez (derecha).


Desde Torruco Zarzabala continuamos el cordal hacia el Este hasta llegar a Otero pasando previamente por Tobolraza y Poborlaza.


Julián y Elías con fondo del valle que hacia el Sur desciende hasta Barbadillo de Herreros.




Hacia el Norte, valles que bajan a “Tres Aguas”. Al fondo, cota Torocuervo.

 


A la derecha, cumbre de Otero. A la izquierda Campos Blancos.


Testimonial en la cumbre de Otero: Elías, Julián y Javier.


Detalle de la placa de cumbre de Otero.


Cordal de cumbres hacia el Oeste. Al fondo: San Millán, Cabeza Aguilez, Trigaza. Más próximos: Torruco Zarzabala, Tobolraza y Poborlaza.


Hacia el Este: San Lorenzo, Salineros…


Al Norte de Otero vemos abajo Pozo Negro. Al fondo destaca San Millán.




Pozo Negro, laguna glaciar.


Descendemos los 300 metros de desnivel hasta la laguna por la ladera Norte de Otero.


Mínimo aporte de agua a la laguna donde aprovechamos a rellenar cantimploras.


Pozo Negro con Otero que se alza 300 metros por arriba.


Descendemos por el hayedo del barranco de Pozo Negro.

 




Julián agachado para salvar el tronco que obstaculiza el paso por la senda.




Elías cruzando el arroyo sobre la pasarela rústica que incluye barandilla.


Mirando hacia atrás. Nosotros venimos del fondo entre el bosque, mientras que a la derecha de la imagen la pista sigue la ruta de la senda del Tejo de Fresneda.



Seguimos la pista en bajada que en 3,5 kms llega hasta Tres Aguas.





Refugio en Tres Aguas donde damos por finalizada la ruta del día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada