domingo, 7 de agosto de 2011

ARP. Etapa 13, Cabaña de Espelunguère - Laderas de Peyreget.

ARP. Etapa 13                                                                   (ir a etapa anterior…)
02 de Agosto 2.005                                                           (ir a etapa siguiente…)
Cabaña de Espelunguère – Laderas de Peyreget.

El trazado en azul corresponde al recorrido de la presente jornada.
                                                              Plano del IGN francés.



Hemos dormido tan cómodamente que ni me entero cuando suena el despertador. Con la idea de recuperar algo de tiempo estaba puesto para levantarnos a las 6hs., pero son las 6 y media cuando me entero que está amaneciendo. Con este descanso nos sentimos como nuevos para seguir nuestras andaduras. 

La niebla está echada en el entorno del valle. Las inclemencias meteorológicas pueden desanimar a cualquier “randonée - pédestre”. A veces hay que hacer esfuerzos mentales para mantener el ánimo que puede decaer con las adversidades. A mi ayer ciertamente se me bajó un poco la moral. Pero hoy ya me siento recuperado. Entre los dos compañeros nos animamos. Y aquí nos encontramos recuperados y con ganas de continuar. La ropa, las botas, todo se halla seco gracias a la estufa de leña que hay en la cabaña. 

Estamos saliendo de la cabaña de Espelunguère (1.416mts) a las 8hs con el equipo de lluvia colocado pues aunque no llueve, la niebla es muy húmeda y destila mucha humedad. Seguimos la senda hacia Sansanet (1.320mts) donde se halla el parking junto a la carretera que baja del puerto de Somport. Desde aquí nos lleva más de una hora remontar la carretera hasta el puerto (1.632mts). Pero no podemos evitarlo. Deseamos quitarnos pronto este tramo de carretera que resulta demasiado incómodo marchando sobre el asfalto y junto al tráfico de coches. En el puerto volvemos a coincidir con el grupo de franceses que nos habíamos juntado en la cabaña de Espelunguère y que han pernoctado en Candanchú. Nos preguntan por la camiseta que a uno de ellos se le quedó olvidada en la cabaña. Se encuentra dentro de la mochila de uno de nosotros y no queremos entretenernos. Quedamos en que se la dejaremos al guarda del refugio de Pombie por donde pasaremos antes que ellos.

Tomamos el desvío que va hacia la estación de Astún para remontar posteriormente al col des Moines. Separándonos de la carretera hemos tomado la pista que asciende por la ladera hasta que pierde continuidad. Con alguna incomodidad vamos ascendiendo por la ladera sin seguir trazado de senda hasta enlazar con el barranco de Escalar por donde sí sube la senda que deberíamos haber tomado en la estación de Astún y que llega hasta el ibón de Escalar (2.078mts). Desde el ibón es muy poco lo que nos falta para alcanzar el collado des Moines (2.167mts) en la línea fronteriza.

El ambiente se ha ido despejando y al menos por donde nos encontramos ya quedan pocas nubes. Así que desde el collado disfrutamos de una magnífica panorámica hacia la vertiente francesa destacando sobre todo el pic Midi d’Ossau que domina todo el entorno. La senda ahora desciende hacia el lago Bersau y refugio de Ayous. Los parajes son muy bonitos con prados, regatos y diversos lagos de pequeño tamaño a lo largo del recorrido. Descartamos llegar hasta el lago Bersau y el refugio de Ayous descendiendo por la senda del valle de Bious Artigues. Pasamos junto al lago Casterau (1.943mts) y continuamos descendiendo dejando atrás la cabaña de la Hosse (1.761mts) y más abajo la de Cap de Pount (1.643mts). Después, remontando por una pendiente bastante exigente, nos situamos junto a las inmediaciones de la cabaña de Peyreguet (1.930mts). No nos detenemos en la cabaña y seguimos ascendiendo para alejarnos de los residuos que genera el ganado en el entorno de la cabaña.

Junto al torrente que desciende del lago Peyreguet y que nos ofrece agua de confianza es el lugar que elegimos para detenernos y finalizar esta etapa a la que hemos dedicado 10 horas y media. El desnivel acumulado de subida ha sido de unos 1.130 metros y el de bajada de unos 620 metros.

A continuación sigue la muestra gráfica de la jornada.

Hemos salido de nuestro preciado cobijo a las 8hs. y las nieblas continúan estropeando el panorama. Sigue la humedad, la niebla es muy húmeda y termina calando. Así que volvemos a utilizar la capa de lluvia. Seguimos el itinerario que nos lleva hacia Sansanet para ascender a continuación por la carretera que llega al puerto de Somport.


Vemos las cabañas de Pacheu bajo la carretera de Somport.


Resulta muy pesado caminar por el asfalto, junto a los coches y encima con esta niebla y humedad. Caminamos en estas condiciones durante más de una hora.


En lo alto del puerto de Somport nos desviamos hacia la estación de esquí de Astún. Al menos ya evitamos coincidir con el molesto tráfico.


Subiendo hacia el collado des Moines ya parece que se dejan ver algunos claros entre las nubes.


Por la ladera de las Torrullas ya no seguimos senda. Pero la dirección hacia el collado es evidente.


El ibón de Escalar previo al col des Moines. De nuevo pasamos al territorio francés.


Bueno, bueno. Qué espectáculo que se nos abre desde el collado hacia el entorno del Midi d’Ossau. Esto ya nos sube el ánimo definitivamente. Ahora tenemos que descender pasando junto a varios laguitos hasta el valle de Bious Artigues para ascender a continuación hacia el col de Peyreget que vemos en la foto entre el pic Midi d’Ossau y el pic Peyreget.


En la foto se aprecia la senda que sube hacia los lagos Bersau y Gentau (refugio de Ayous). Pero nosotros descendemos hacia Bious Artigues por la derecha del pic Casterau que vemos en la foto.


Bordeando el bonito lago de Casterau mientras seguimos contemplando el pic Midi d’Ossau.


El valle que desciende hasta el lago de Bious Artigues. Por ahí no sigue nuestra ruta pues remontaremos por la derecha hacia el col de Peyreget.


Próximo a la ubicación de la cabaña Cap de Pount en el valle de Bious es donde nos desviamos para remontar hacia Peyreget.


El Gave de Bious con el pico Casterau. De por allí venimos. El collado des Moines queda situado sobre la izquierda de la foto.


Dejamos de lado la cabaña de Peyreget. Confiamos que la noche no sea tan dantesca como la que pasamos junto a Arlet. Vivaquearemos alejándonos un poco del entorno de la cabaña. 


Este es el lugar elegido. Una praderita en la ladera junto a un torrente que nos proporciona el agua para cocinar. 


Son las 6,30’ de la tarde cuando hemos terminado la ruta. Hemos aguantado 10 horas y media de marcha y me encuentro muy cansado. Carlos está más fresco. La juventud responde mucho mejor que quien está más entrado en años. Atrás han quedado las nieblas y humedades que hemos tenido que soportar y la dureza de algunos momentos de la jornada. Ahora que estamos más relajados podemos sentir mejores sensaciones y disfrutar con las maravillosas panorámicas de montaña en este atardecer. La alimentación que nos proporcionamos y el descanso durante las horas de la noche contribuirán a recuperarme para estar mañana con renovados ánimos de continuar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada