lunes, 22 de octubre de 2012

153 – Pico Pileñes y Peña Ten.



Ruta circular realizada en fecha 20 Octubre de 2.012

Pico Pileñes y Peña Ten. (Alto Esla – León).


Se inicia la ruta en La Uña (1.200mts). Toma dirección Norte siguiendo el valle Valagar por la pista que llega hasta la collada de Valdosín (1.499mts). Pasa hacia el valle de las Corvas y siguiendo dirección Este alcanza un primer collado (1.757mts) y más adelante el puerto de la Fonfría (1.637mts) bajo las estribaciones de la Peña Mora. Continúa dirección Norte en corto descenso hacia la Vega Sol Pazu (1.436mts ) pasando previamente por la canal del Focicu (1.600mts). Ya en el amplio valle de Arcenorio la ruta va remontando dirección Oeste, luego Norte  y después de alcanzar la collada de Balberán o Bocoba (1.703mts) continúa por la cresta de la montaña hasta alcanzar la cumbre de Pileñes (2.019mts). Se desciende unos metros dirección Suroeste por la misma cresta hasta coincidir con el lomo que baja a la collada de las Arriondas o del Cardal (1.756mts) desde donde se inicia la ascensión a la Peña Ten (2.142mts) por una larga y exigente ladera. Desde la cumbre de la Peña se desciende dirección Suroeste hasta el valle del Esla (1.280mts) y una vez en él continúa dirección Sur por el camino de Ventaniella coincidiendo con el PR-20 hasta La Uña donde finaliza la ruta circular.


 
Peña Ten en primer término y Pileñes en segundo plano, foto tomada en una ocasión anterior desde la cercana Peña Mora. (Esta imagen es la que actualmente se halla de portada del blog)


                                                                            (Ubicación de la ruta).


Kike, Noelia, Laura, Juan Carlos, Eduardo, César, Juan Miguel, Tere, Elías y Javier.

          
           
            Nos hemos dado cita en La Uña este numeroso grupo montañero con diferentes procedencias. Juan Miguel y Tere han llegado desde Pucela (Valladolid). Elías y Javier venimos desde Burgos. El resto de amigos desde León. Somos puntuales. Habíamos quedado en este pequeño pueblo del Alto Esla a las 10hs y aquí estamos ya todos con el protocolo de saludos y presentaciones pues aunque más o menos ya nos conocíamos por las visitas virtuales de nuestros diferentes blogs, aún faltaba saludarnos y terminar de conocernos todos personalmente y nada mejor que coincidiendo en una atractiva ruta montañera como la que hemos decidido para la ocasión.


            Salimos desde La Uña (1.200mts) dirección Norte e inmediatamente pasamos un primer puente sobre el ya formado río Esla. A los pocos metros otro puente más, éste sobre el río de Valagar nos traslada a su margen derecha para continuar por la buena pista que suavemente va ascendiendo hacia las cabañas superiores y albergue de ganados de San Rábide ya en el valle del arroyo de la Horcada. Disfrutando de muy ameno paisaje a la vez que en animadas charlas vamos siguiendo el camino que continúa ascendiendo entre bosque hacia la collada de Valdosín (1.499mts) desde donde ya continuamos por una senda ascendente marcada con algunos jitos que nos conducen al contiguo valle de Corvas. Dejamos atrás el bosque y ya tenemos a la vista la atractiva montaña de Peña Ten que en nuestra progresión iremos dejando siempre a nuestra izquierda.
            Ascendiendo por el valle llegamos a la Majada de las Corvas en la que hay una pequeña cabaña y poco más arriba atravesamos un primer collado (1.757mts) que a la derecha deja la Peña de las Corvas (1.798mts). Desde este collado tenemos unas bonitas vistas pudiendo ya apreciar parte del macizo occidental de Picos de Europa. A continuación del collado la ruta desciende ligeramente hacia unos rellanos herbosos. Poco más adelante cruzamos el Puerto de la Fonfría (1.637mts) en las estribaciones de Peña Mora (1.882mts) que se encuentra hacia el Este, a nuestra derecha. De nuevo otro leve descenso para seguir progresando por la amplia extensión herbosa de La Hondonada (1.603mts) entre pequeñas colinas. Las referencias nos llevarían a pasar por la Canal del Focicu por donde se llega a descender a la Vega Sol Pazu (1.440mts). Sin embargo decidimos atajar pasando entre los Picos del Bermeyu salvando unos pequeños hoyos. El atajo no nos librará de descender al valle y majada del Arcenorio cuando llegamos a los escarpes del Fitu (1.700mts), estribación Este de Peña Ten. Descendemos por la ladera herbosa mientras contemplamos en las explanadas de pasto las diferentes cabañas así como la ermita del Arcenorio.
            Es hora de detenernos para un breve descanso y reponer energías cuando tenemos ya a la vista el primer objetivo de la ruta. El pico Pileñes nos espera identificándole a la derecha de la collada de las Arriondas que le separa de Peña Ten.
            Reemprendemos la marcha remontando el valle que forma el río Ruaguín, afluente del Sella al que se une en el valle que desciende del puerto del Pontón. De camino observamos unos enormes bloques de roca desprendidos de las paredes de Peña Ten. Algunos de ellos han llegado hasta el cauce del arroyo quedándose otros empotrados a medio camino en su caída. Ya más próximos a Pileñes y antes de llegar a la collada de las Arriondas nos desviamos del fondo del valle hacia el Norte para ascender las laderas por las que primeramente alcanzamos la collada de Balberán o Bocoba (1.703mts). Luego continuamos por la cresta con buenas vistas tanto sobre el valle de Arcenorio que dejamos, como hacia la pared Norte de Peña Ten, y sobre todo también hacia los nuevos valles que se nos abren hacia el Norte, con el Parque Natural de Ponga destacándose la bonita montaña Tiatordos que también tenemos visitada. (Ver este enlace).
            Muy bonita la cumbre de Pileñes (2.019mts). Nos encontramos a gusto sobre ella en este fabuloso día de otoño que estamos teniendo. Revisamos el entorno de panorámica. Tratamos de identificar cumbres. La más cercana Peña Ten. Mucho miramos hacia ella observando su cara Norte que desde el collado de las Arriondas se la ve muy asequible. Hasta que alguien tiene la ocurrencia., “quién se apunta?”. Así en frío cuesta un poco replantearse la oferta. No estaba en el programa. Por lo menos en el mío. Pero tras el descanso va tomando cuerpo la idea y vamos animándonos unos y otros.
            El grueso del grupo abandonamos Pileñes por la arista Suroeste hasta que esta coincide con el lomo que desciende a la collada de las Arriondas o del Cardal (1.756mts). Ya sobre la collada serán 400 metros de desnivel en ascenso que tenemos que salvar. Primero una senda va tomando altura. Ésta desaparece pero seguimos viendo algunos jitos diseminados. La ladera es amplia y con una inclinación fuerte y mantenida que permite que cada uno avance hacia arriba como le venga en gana. O mejor, como sus condiciones físicas le permitan. Así, a los que demuestran estar en mejor forma parece que también Peña Ten (2.142mts) se les va a quedar pequeña. Pero ahí nos vamos a juntar todos para hacernos las fotos testimoniales y seguir disfrutando de las buenas sensaciones que también nos ofrece esta exigente cumbre. De nuevo toca observar panorámicas y tratar de identificar cumbres. Ahora es Pileñes la montaña  que tenemos enfrente y como tiene menor altura hasta nos parece poquita cosa. Por detrás volvemos a ver Tiatordos. Nos fijamos en los picos de Mampodre, Palentinas con Espigüete, Peña Prieta, también Picos de Europa…  Estamos satisfechos por encontrarnos en esta segunda cumbre y ninguno se siente arrepentido por haber secundado la idea que a ese “alguien” se le ocurrió desde Pileñes.
           Para el descenso seguimos por la arista dirección Oeste-Suroeste y luego descendiendo las laderas hacia el Cantil y la Vega de Valdosín (1.280mts) donde se juntan varios torrentes que conforman la cabecera del Esla. Enlazamos con el camino que une Ventaniella con La Uña y en esta dirección pasamos por el estrechamiento bajo la Peña del Castiello llegando a la carretera poco antes de finalizar en La Uña esta atractiva ruta circular.

Contando descansos y retenciones, el tiempo total que hemos dedicado a la ruta ha sido: 9 horas 20’.
Desnivel acumulado de ascenso, unos  1.520 metros.
Climatología: Al inicio algo de niebla. Luego alguna nube alta. Buena temperatura de ambiente otoñal.



           
                                                            Plano y referencias tomados del servicio IGN.


Ahora veamos la muestra gráfica de la ruta,


En el pueblo de La Uña donde hemos quedado desde las diferentes procedencias, ya nos hemos saludado, nos hemos presentado y comenzamos la ruta.

Tomamos la pista que remonta el valle del río Valagar y luego pasa junto a unas tenadas y el albergue de ganado de San Rábide. En un principio tenemos un poco de niebla que pronto dejaremos abajo.


Vamos en dirección a la collada de Valdosín disfrutando de un bonito paisaje y manteniendo entretenidas conversaciones.

Hemos dejado atrás la niebla.

El camino entre el robledal.

La perra Deva viene a recibir las caricias de Kike ante la presencia de Tere y Juan Miguel.

En la collada de Valdosín dejamos la pista y continuamos ascendiendo por una somera senda con algunos jitos entre el bosque para pasar al contiguo valle de las Corvas.

Dejamos atrás el bosque y ya accedemos al valle de las Corvas sobre el que emergen las laderas de la vertiente Sur de Peña Ten.

Ascendemos por el valle dejando siempre a nuestra izquierda la Peña Ten. No podemos evitar volver la mirada hacia el valle y las montañas que empiezan a asomar. Así vemos el pico del Lago o del Pinar como más destacado.

Hemos superado el emplazamiento de la cabaña de la majada de las Corvas.

Alcanzamos un primer collado desde el que tenemos nuevas vistas hacia la otra parte. Ahí asoman cumbres del macizo Occidental de Picos de Europa. Peña Santa es la que más destaca

Descendiendo ligeramente pasamos por estos llanos herbosos hacia el Puerto de la Fonfría.

Y la Peña Ten de momento queda a nuestras espaldas.

Seguimos bordeando las estribaciones de Peña Ten en dirección a las majadas del Arcenorio.


Ya alcanzamos a ver los prados del Arcenorio y el barranco del Ruaguín que más abajo confluye con el valle del río Sella que baja del Pontón.

Algunas cabañas y la ermita de Arcenorio.


Y ya llegamos a ver el primer objetivo del día. Con el zoom aproximo el pico Pileñes.

El grupo se detiene a descansar y reponer energías con vistas hacia el Arcenorio y Pileñes.





Con el zoom acerco las cumbres destacadas del macizo occidental de Picos de Europa.


Continuamos la marcha y pasamos junto a este enorme bloque de roca desprendida de las partes superiores de la montaña Peña Ten.

En la foto se aprecia de dónde se han desprendido estos bloques que algunos han llegado a depositarse en el barranco.


Mirando hacia abajo con el valle de Arcenorio.

Y mirando hacia arriba, la collada de las Arriondas o del Cardal que separa Peña Ten a la izquierda y Pileñes a la derecha.

Ascendemos hacia Pileñes que por esa lengua verde no ofrece ninguna dificultad. Sin embargo algunos optamos por dirigirnos hacia la arista pasando por la collada de Balberán o Bocoba a la derecha fuera de la imagen.

En primer término la collada de Balberán y por abajo el Arcenorio.

Progresando sobre la arista hacia Pileñes.

Con buenas vistas hacia el Parque Natural de Ponga destacándose la bonita montaña Tiatordos,

Últimos metros de la ascensión a Pileñes.


Foto del grupo. Elías, Tere, Kike, Javier, Noelia, Laura, Eduardo, y agachados Juan Carlos, César y Juan Miguel.

De nuevo el valle de Arcenorio.

Y Peña Ten que parece que nos llama. No estaba en el programa, al menos en el que yo traía, pero viéndola tan asequible no nos resistimos a dirigirnos a ella descendiendo previamente a la collada de las Arriondas.

Primero descendemos un tramo por la arista para enlazar con el lomo que baja hasta el collado.

Alto de Ponga o Peña Maciédome y Tiatordos.

Descendiendo a la collada de las Arriondas.


Nos encontramos en la collada y ahora 400 metros desnivel de subida hasta la cumbre de Peña Ten.

En la subida una mirada hacia atrás fijándonos en Pileñes y el lomo por el que hemos descendido hasta el collado.

El rebeco que observa nuestra evolución.



También la pareja de córvidos curiosean desde su atalaya.

La cúspide de Peña Ten donde ya han llegado el grupo de amigos.


La foto de cumbre con Javier, Eduardo, Tere, Juan Miguel. Agachados Laura, Juan Carlos, Kike y Noelia.
En la foto no se encuentran Elías y César que con la perra Deva descendieron directamente desde Pileñes y no nos acompañaron a esta segunda ascensión

Mirando hacia el Noreste vemos la ubicación del macizo Occidental de Picos de Europa ahora con nubosidad.

Hacia el Sureste las montañas de Peña Prieta (cubierto de nieve), Pico Murcia, Espigüete…

Espigüete con el zoom.

Seguimos mirando hacia el Sur con los picos de Mampodre también con zoom.

El valle del Esla con el pico Yordas.

Hacia el Norte en primer término el pico Pileñes, peña Maciédome y Tiatordos…

Las tres airosas damas de la caravana montañera: Noelia, Laura y Tere.

Dejamos la cumbre siguiendo la arista Suroeste hacia la vega del Valdosín.

En la vega de Valdosín se juntan las aguas de los diferentes arroyos que conforman la cabecera del Esla.

Un breve y apetecible descanso en las Pedrices de Peña Ten.

Kike, el capitán del grupo.

Retomamos el descenso hacia el valle.




Pasamos junto a un par de ejemplares de roble si no milenarios… casi.


Ya abajo en la vega de Valdosín enlazando con el camino de Ventaniella a La Uña.

En el corto encajonamiento bajo la peña del Castiello el río Esla que ya ha tomado cuerpo.


Y ya completamos la ruta circular después de enlazar con la carretera de Tarna poco antes de llegar a La Uña.



Se pueden ver también los otros dos testimonios de la misma ruta en los enlaces “Ojolince y Sra” y “El blog de natur Kike”.

10 comentarios:

  1. Hola Javi.
    Buen resumen de la estupenda jornada montañera por el Pileñes y Peña Ten.
    Creo que disfrutamos mucho todos ( salvo el sobresfuerzo de la perra) y asi nos quedaron ganas de volver a compartir actividad.
    A ver a ver el proximo plan...
    Un abrazo.
    Kike

    ResponderEliminar
  2. Enorabuena por esta entrada tan entrañable, vaya reunión de blogueros en un momento... y en que lugar tan bonito!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kike.
      Como siempre que compartimos ruta por nuestras montañas luego nos queda ese agradable sabor por las buenas sensaciones vividas.
      Por eso que finalizada una ruta ya estamos pensando en la siguiente.
      Seguiremos disfrutando en nuestro ambiente preferido.

      Jesusa.
      Gracias por tu comentario.
      La verdad que vivimos una estupenda jornada montañera que además sirvió para que algunos de nosotros tuviéramos ese contacto personal que aún faltaba.
      Espero que en una próxima ocasión también podamos saludarnos compartiendo actividad igualmente en la montaña.

      Un abrazo a los dos,
      Javier

      Eliminar
  3. ¡Vaya pedazo de ruta! Una pasada de paisaje y fotografías. Enhorabuena. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Javier.
    Espléndida y detallada crónica de nuestro compartido 'paseo montañero'. Creo que no te has dejado nada en el tintero y así nos va a resultar difícil hacerle la paralela (como dirían en hacienda) pero, no es nuestra intención la de rivalizar en las crónicas sino todo lo contrario... emplearlas para un segundo, tercer o incluso cuarto disfrute (según el número de ellas que hagamos) de los acontecimientos vividos. La ruta, el paisaje, la buena compañía y la armonía de un grupo que, aunque variopinto en edades y procedencias consiguió satisfacer a todos los participantes.
    Hasta la próxima que esperamos sea pronto.
    Un saludo de ojolince y sra.

    ResponderEliminar
  5. Jose,
    Gracias por tu visita y comentario.
    Me alegra que te guste a pesar de que apenas haya fauna de por medio...

    Juan Miguel y Tere.
    Fué un placer una vez más compartir ruta montañera con vosotros.
    Y también es un placer para mí relatar y ambientar a mi manera en el blog las experiencias que sigo viviendo en el ámbito montañero.
    Los amigos y compañeros de ruta son lo mejor. Porque gracias a todos vosotros y vuestra preciada compañía, hace posible que yo siga disfrutando de lo que tanto me apasiona como es la montaña.

    Un abrazo,
    Javier

    ResponderEliminar
  6. Hola Javi, gracias por este relato tan bueno de nuestra ruta montañera, me ha encantado, pero lo mejor haber compartido con vosotros ese día. Al final subimos 2 picos! jejeje si es que no se puede decir eso de "a que no os atreveis?"

    Por cierto, me ha gustado mucho una foto ( el capitán del grupo... un tal Kike) a ver si me lo presentas, que majete parece; además de guaapo... jejejejeje

    Un beso

    Noelia ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noe.
      Como siempre que lo haces, gracias por el comentario que me dejas y me alegro que te haya gustado este resumen de actividad. Ya ves. Con solo una insinuación por parte de alguien para ascender una segunda montaña, casi todos que nos vamos para allá. Para mí fue una gran satisfacción no solo subir estas dos montañas sino compartir la jornada montañera. De un grato recuerdo. Como todas.
      Y acerca del Capitán… Qué te voy a decir!. Él es así. No es que lo parezca. Además de tener cara de bueno, es que lo es!. Que yo le conozco desde hace mucho tiempo.
      Bueno. Que espero nos veamos pronto en una nueva jornada montañera. A no tardar mucho. A ver. A ver…
      Un abrazo,
      Javi.

      Eliminar
  7. Hola Javi,

    que alegría al ver hoy tu entrada, llevo toda la semana impaciente buscando el momento de poder entrar en el blog para verla. La verdad es que el mundo del blog hace que esa emoción montañera te acompañe un poquito más a lo largo del día a día. Nos permite no sólo disfrutar de la organización del recorrido y del día de montaña en sí, sino que ahora también volvemos a recuperar el buen sabor de boca del día que hemos pasado simplemente con hacer un click y releer las impresiones plasmadas en el blog. Y siempre que queramos!!! Gracias a todos los que nos traéis de nuevo esos buenos sabores de boca, además, las experiencias compartidas siempre saben mejor.
    Un saludo y espero que nos reunamos de nuevo pronto!
    Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura.
      Yo también me alegro de haber compartido esta bonita ruta, que contigo y alguno más era la primera vez que coincidíamos. A partir de esta espero que se sigan sucediendo muchas más oportunidades disfrutando de la montaña como a todos nos gusta. Y luego a revivir estas experiencias con los textos que se nos ocurren y con las colecciones de fotos con las que lo ambientamos.
      Así que a ver cuándo volvemos a vernos por esos montes…
      Un abrazo,
      Javi

      Eliminar