domingo, 18 de septiembre de 2011

ARP. Etapa 27, Lago Bassa de Curiós – Refugio Certascán.

ARP. Etapa 27                                                               (ver etapa anterior...)
05 de Agosto 2.006                                                        (ver etapa siguiente...)

Lago Bassa de Curiós – Refugio Certascán.



Plano del IGN español.


Ha habido viento durante la noche y también se ha notado que caía alguna gota aunque afortunadamente sólo ha sido testimonial. Amanece con algunas nieblas pero da la sensación de que no sean preocupantes para nuestros intereses. El cielo tiene mejor pinta de la que cerraba en el atardecer. Tenemos que estar bien abrigados pues el viento es bastante frío. No nos sirve ni el abrigaño de la gran roca que ayer utilizábamos como resguardo. Así que desayunamos como podemos aguantando la intemperie. Qué duros que somos!. Dejamos el entorno del laguito Bassa de Curiós (2.492mts) donde hemos pernoctado y remontamos unos pocos metros hasta el collado de Calberante (2.606mts) desde donde tenemos una bonita panorámica hacia los escalonados cuatro Estanys de la Gallina. Es una maravillosa estampa. La senda nos lleva a través de los lagos hasta el refugio de Mont-Roig (2.292mts) que se halla junto al estany Inferior. Por el entorno de la zona se mueven algunas parejas de montañeros que se dirigen hacia la cumbre de Mont Roig. Poco a poco vamos entrando en calor favoreciéndonos el solillo que nos está dando. En un momento dado nos vemos sorprendidos al percatarnos de un numeroso grupo de rebecos que toman el sol en la ladera soleada por donde bajamos nosotros Cuando advierten nuestra presencia, pies para qué os quiero. Corren despavoridos huyendo de esta inofensiva pareja incapaz de hacerles el menor daño. Nos detenemos unos momentos en el refugio fisgando en su interior. Dispone de 9 literas y una mesa. Está limpio. Al parecer hay un solo inquilino que ha dejado la impedimenta y estará lo más probable en ascensión al Mont-Roig. Seguimos descendiendo por el barranco de Mollás para bajar hasta Noarre, descenso muy largo y que pierde un desnivel considerable. La senda está bien marcada con hitos y se nota desgastada por el uso manteniéndose en algunos tramos a bastante altura sobre el cauce del torrente. Ya bastante abajo se introduce entre el bosque, remonta a veces pequeños repechos y otros tramos se alarga horizontalmente sin perder desnivel. Es muy extendida y cómoda. Dejamos atrás la Pleta Palomera en la confluencia con el torrente que baja del estany del Port. Mediante una pasarela ancha cruzamos este torrente.  Hay una pista para vehículos que sube desde Tavascán y Quanca. Para llegar a Noarre seguimos una senda señalizada, muy bonita, cómoda y sin desnivel. Noarre (1.617mts) es un grupo de bordas en muy buen estado, recuperadas y habitables. A la calle salen algunos de los habitantes que las aprovechan y disfrutan. El lugar es muy tranquilo, sereno, de mucha paz, aparente para los que lo llegan a apreciar. Pero como ya nos advirtieron en Alos de Isil, aquí no esperemos conseguir ninguna vitualla. Remontamos a continuación el valle del riu de Noarre siguiendo una senda al principio muy cómoda, marcada con hitos y pintura verde o roja. Pero antes de llegar a la Pleta de Guerosso (2.048mts) el desnivel que salva lo hace de una forma muy brusca. En nuestra marcha nos cruzamos con algunos grupos de personas que andan de paseo por este entorno. Pasamos junto a algunas bellas cascadas y dejamos atrás la Pleta Vella así como los estanys de Guerosso (2.361mts) para virar hacia la derecha hasta alcanzar el collado de Certascán (2.586mts). Coincidimos con tres montañeros que descienden del pico Certascán (2.852mts) y que regresan al refugio donde se hallan alojados. Continuamos con ellos a la vez que charlamos cambiando impresiones de unos y de otros. Llevamos varios días escuchándonos solamente nosotros dos y algo sí que se agradece cuando cambiamos de interlocutores del mismo o parecido ambiente. El descenso del collado de Certascán salva primero una canal de piedras con fuertes pendientes que descienden hasta las pletas inferiores. Ya podemos ver parte del estany de Certascán que es de una gran extensión y que actualmente se halla muy por debajo de su máximo nivel. Destaca todo el contorno del mismo con el contraste de tonalidad de las paredes de roca deslavadas de cuando han estado cubiertas por el agua. Cerca del gran lago represado se encuentra el refugio guardado de Certascán (2.230mts). Lo estábamos pensando cada uno de nosotros por separado y luego ya lo manifestamos y comentamos. Se aparta de la filosofía que traemos en esta travesía de no servirnos de refugios guardados. Por unanimidad nos ponernos de acuerdo. En la decisión nos ayudan varios factores. La hora ya avanzada. El estado de la meteo con serias posibilidades de que esta tarde-noche haya precipitaciones de lluvia. Las nieblas continúan muy agarradas a las montañas. Parece probable que esta tarde-noche llueva. El viento es bastante frío. El entorno del refugio resulta muy poco atractivo para el vivac… Excusas!. Nada. Que vamos a hacer un esfuerzo y nos rebajamos. Carlos ya conocía al guarda Gamarra de alguna vez anterior que se alojó aquí. Formalizamos la inscripción y aunque el refugio está muy concurrido sí que hay espacio para nosotros. Los montañeros con quienes compartimos refugio se mueven en marchas ligeras, de refugio a refugio y por lo tanto con muy poco peso a cuestas. Nosotros damos la nota  con respecto al resto por el tipo de actividad que estamos llevando a cabo y por la forma en que nos movemos. Hemos terminado la jornada con 10 horas desde que hemos abandonado el vivac de Bassa de Curiós. El desnivel acumulado de subida ha sido de unos 1.100 metros y el de bajada de unos 1.350 metros.

A continuación la muestra gráfica de la etapa...


Cuando nos levantamos y salimos de la tienda el ambiente no resulta muy agradable. Hace bastante fresco, viento frío, nieblas sobre la montaña… Nada. Que no encontramos acomodo satisfactorio para desayunar ni tan siquiera al abrigaño de la gran roca de la que nos servimos la pasada noche. Estamos a una altitud de casi 2.500 metros y de alguna manera se tiene que notar. Abandonamos el entorno del lago Bassa de Curiós ascendiendo hacia el collado Calberante.


Pasado el collado nos situamos sobre el circo de la Gallina formado por el cordal de cumbres entre el pico de la  Gallina (2.763), pico inferior de la Gallina (2.723) y pico de Ventolau (2.863). Bajo estos picos hay formados cuatro lagos escalonados de una gran vistosidad. Los estanys de la Gallina. El más elevado es el estany Mayor (2.499mts).



Y luego los otros tres: estany Superior (2.371mts) – estany Mityá (2.340mts) y estany Inferior (2.266mts). Junto a éste último se encuentra el refugio Mont-Roig.





Este es el refugio Mont-Roig junto al estany Inferior de la Gallina y bajo las estribaciones del Mont-Roig (2.846mts).


Hacia abajo el barranco de Moyás con algún laguito más, el estany de Llavera.



Seguimos por el muy atractivo barranco de Moyás.






Después de haber perdido ya bastante altura la cómoda senda se introduce por el bosque.


Llegamos a Noarre que es un grupo de bordas en buen estado y habitables.





Dejamos Noarre remontando el riu de Noarre, luego el riu Guerosso hasta alcanzar el collado de Certascán.




Pasamos junto a la Pleta Vella.


Una mirada hacia el valle donde se encuentra Noarre.


Cascadas del desaguadero de los estanys Guerosso.


Seguimos ascendiendo hacia el collado de Certascán.


Abajo quedan los estanys Guerosso.


Todavía un poco más de subida hasta el collado.


Descendiendo del collado hacia el estany de Certascán.


El estany represado de Certascán está muy por debajo de su capacidad de embalse.


Muy próximo al estany se encuentra el refugio de Certascán.


Hemos decidido servirnos del refugio guardado para pasar esta noche. No es nuestra filosofía pero claudicamos. Participamos del ambiente concurrido charlando con algunos de los montañeros alojados con quienes intercambiamos comentarios sobre el tema común de la montaña y rutas. Los montañeros con quienes hablamos hacen sus excursiones de refugio a refugio incluyendo alguna ascensión a cumbres características. Esperamos con ganas el momento de la cena. Vamos a variar del menú que tenemos de sobra conocido. Además, abundancia. Y repetimos. Todo está muy rico. Sorprendemos a los vecinos de mesa. Se hace ya la hora de descansar. En el exterior el tiempo se mantiene desapacible. No es broma ni excusa. Hace frío con ambiente desagradable. Nos acostamos pronto. Hay literas como para unas 30 personas y casi todas ocupadas. Algunos montañeros roncan. Otros se acuestan un poco más tarde. Pero sí funciona un ambiente de  respeto. Se nota bastante calor. Son muchos los cuerpos que descansan en poco espacio. El saco de plumas es demasiado para este ambiente. Estorba. No se puede aguantar de calor. Sobra con la mantita por encima. Es suficiente. Es lo que hacen prácticamente todos. En verano es muy raro que en los refugios se utilicen los sacos. No son necesarios. Todo nos resulta extraño. No es lo nuestro. Por una noche…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada