jueves, 15 de septiembre de 2011

ARP. Etapa 26, Clot del Ras – lago Bassa de Curiós.

03 de Agosto.

Parados por inclemencias meteorológicas…


Pero cuándo duermen los caballos?. Hemos pasado una noche muy “cencerrona”. Hay trece cabezas (algunas crías) y han estado merodeando no muy lejos de nuestro vivac. Sólo uno de ellos tiene cencerro. Bueno. Pues toda la noche ha estado en movimiento y haciendo sonar su odioso cencerro.  Desvelado uno, no hay forma de conseguir “pegar” ojo. Se ve que el animal “jefe de la manada” no ha descansado para nada. En fin. Paciencia y aguantarse. A eso de las 6 de la mañana ha comenzado a llover. Y por el aspecto del cielo, no tiene pinta de parar. Cuando nos asomamos por la cremallera de la tienda vemos un panorama decepcionante. Muy mala pinta tienen las nubes tan negras que aparecen por la Pica del Ras y que son arrastradas con fuerza por el viento. No tenemos muchas opciones. Quietos parados dentro del saco hasta ver si esto llega a evolucionar de una manera favorable y que nos permita movernos afuera. Pero no. Sin necesidad de tener que asomarnos, de sobra se notan las gotas a veces con mucha intensidad que golpean sobre el doble techo. En el reducido espacio mira cómo vamos a preparar el desayuno. La tienda-vivac es para lo que es y no podemos pedir más. Espacio justo para estar dos personas tendidas y las mochilas y otras cosas un poco amontonadas entre los escasos huecos. Aguantarse y dejar que pasen las horas. Hacemos cábalas: “Si a tal hora deja de llover podemos estar preparados y avanzar tanto…”, si no, “En las próximas etapas ya dedicaremos alguna hora “extra” más para recuperar el tiempo de estancamiento de una jornada perdida…”, o “Seguramente necesitaremos un día adicional si queremos completar las etapas previstas…”. Y esto último será lo que finalmente suceda. La incesante lluvia nos da cortas treguas, lo justo para volver deprisa de nuevo al saco tras hacer algunas mínimas necesidades. “Vamos a quedarnos quietos a ver si descansamos”. Descansar… y cansarnos de no hacer nada. Pasan las horas y finalmente ya entrada la tarde es cuando parece que son las últimas gotas de las estrujadas nubes que pasan muy rápidas. Ya poco podemos hacer. Preparamos un poco de comida y dejamos que sigan pasando las horas. Damos un corto paseo hasta asomarnos al balcón que da hacia el valle que baja hasta Alos de Isil por donde sigue la ruta. No solucionamos nada pero por lo menos matamos el rato. Nos distraemos y estiramos un poco las piernas. Tampoco queremos distanciarnos demasiado no vaya a ser que le dé por caer algún chaparrón más. Pero ya no. Son muchos los claros que predominan sobre las nubes. Quizá ya no llueva más. Se nos ha hecho demasiado tarde para disponernos a abandonar el campamento. No seria más que un corto desplazamiento que no nos iba a solucionar nada. Damos el día por perdido y esperamos que el próximo amanecer nos proporcione una alegría.



ARP. Etapa 26                                    (ir a etapa anterior...)
 04 de Agosto 2.006                            (ir a etapa siguiente...)

Clot del Ras – lago Bassa de Curiós.


Plano del IGN español.


Nos levantamos optimistas al comprobar que hoy ha salido mejor día. Hay algunas nieblas sobre las cumbres. Más pegadas sobre la zona el Mont-Roig que tenemos enfrente del valle. Es hacia donde tenemos que ir. Pero parece que son solo nieblas.  Agilizamos todo lo posible para intentar salir un poco antes del emplazamiento en el circo del Ras (2.350mts). Seguimos los jitos que nos marcan la bajada por el barranco de Moredo hasta enlazar con una pista  que podemos seguir cómodamente pensando que la misma nos sitúe sobre la población de Alos de Isil. En la confianza de ir bien encaminados no hemos prestado atención a la posibilidad de algún desvío que nos hiciese pasar cerca de las granjas de Moredo como sería lo razonable. Así que la pista que estamos siguiendo termina por dirigirse hacia la población de Isil o Gil y esto no nos conviene porque nos desvía haciendo un recorrido innecesario. Intentamos rectificar abandonando la pista y siguiendo la bajada campo través ahora entre bosques, prados, cercados… Muchos impedimentos para caminar en condiciones hasta terminar finalmente en la carretera que recorre este valle del Noguera Pallaresa. Luego ya son unos 500 ó 600 metros por la carretera hasta llegar a Alos de Isil (1.274mts). Población pequeña con algunas viviendas reconstruidas con buena apariencia. Hablamos con un paisano que se jacta de nosotros cuando le preguntamos por la posibilidad de conseguir algún alimento para añadir a nuestra “despensa”.  “- La única posibilidad de alimentación la tienen ustedes junto a la iglesia. Es esa fuente”. Insistimos si habrá alguna posibilidad en Noarre, próxima población por la que nos tocará pasar. “-¡Uy!. Por allí mucho menos…”. No le damos más vueltas, hacemos la “parada técnica” correspondiente, comemos un poco (de lo nuestro), descansamos algo, y pensamos que hemos de sacarle el máximo rendimiento a la alimentación que llevamos con nosotros.
Continuamos carretera arriba durante 2 kilómetros con escaso tráfico. Dejamos la carretera cuando coincidimos con el barranco de Comamala. Primero es una pista que llega hasta unas bordas y luego un camino bastante evidente encajonado entre muretes de piedras superpuestas. El camino remonta hasta el collado de Comella (2.481mts) en la sierra de Pilas, estribación del Mont-Roig. Nos cruzamos con un montañero francés quien nos comenta haber estado por la zona de Mont-Roig y que no ha visto más que una persona en su recorrido. Nos confirma que la senda nos conduce muy bien y que está señalizada con jitos y marcas de pintura. Estando atentos no hay porqué extraviarse. En los descansos dirigimos la mirada hacia el collado de donde hemos salido esta mañana, donde está el circo de Clot de Ras. Lo tenemos casi enfrente pero ya queda un tanto alejado. Pasamos junto a una bella cascada formada por las aguas del desaguadero del pequeño lago de Bassa de Sobriu (2.055mts) en el mismo valle de Comamala. La senda sigue ascendiendo. Todavía cruzamos varios falsos collados, trepando entre bloques de piedras, atentos a los jitos que nos sitúan finalmente en el collado de Comella (2.481mts) en la sierra de Pilas. Ha sido un desnivel de muchos metros de subida desde Alos de Isil. Ahora contemplamos con satisfacción las nuevas panorámicas que se nos muestran con los lagos de la Tartera como más próximos. Echamos un último vistazo hacia atrás, hacia el collado de Clot de Ras, el profundo valle de Pallaresa y el valle de Comamala que acabamos de remontar. Descendemos hasta el primer lago de Tartera (2.376mts) para remontar a continuación al collado de Curiós (2.423mts) de la sierra Mitjana, que al igual que la sierra de Pilas llegan hasta la montaña de Mont-Roig (2.846mts). En este collado de Curiós coincidimos con una cuadrilla de ocho jóvenes muchachos que suben al parecer desde el Planell de Salari y Estany de la Gola con intención de llegar hasta el Estanyet de Tartera y luego… Bueno. No nos importa. Continuamos en nuestra marcha y llegamos hasta el pequeño lago Bassa de Curiós (2.492mts) previo al collado de Calverante. Aquí, junto al lago nos detenemos para finalizar este día a la que hemos dedicado 10 horas. El desnivel acumulado de subida ha sido de unos 1.330 metros y el de bajada de unos 1.200 metros.

Veamos el testimonio gráfico de esta etapa...
Con el descanso obligado al tener inactivo por motivos climatológicos todo el día de ayer, salimos hoy con ganas. El entorno del circo del Ras con las montañas y el laguito que tenemos es agradable pero mejor si es de paso que si se tratase de permanecer más días. Vemos mucho más interesante cada día en un sitio diferente visitando los diversos rincones que nos ofrece el Pirineo en toda su extensión. Nos va más el movimiento que la “estanqueidad”. Así que vamos a ver qué sorpresas nos trae esta nueva jornada. De momento la mañana ha salido con un cielo más abierto aunque con nubosidades que no nos atemorizan.



Ah...!, los caballitos. Qué guerra nos habéis estado dando toda esta noche pasada sin dejar de sonar los “cencerros”. Ahí os quedáis. Os dejamos en vuestra maravillosa tranquilidad. Que paséis buen día!...


Aquí tenemos el barranco de Moredo que salva un desnivel de 1.100 metros hasta el valle del Noguera Pallaresa donde se encuentra la localidad de Alos de Isil. Enfrente las montañas hacia donde vamos en la etapa de hoy con el Mont-Roig entre nubes. Después de descender hasta el valle tendremos que remontar otros 1.300 metros de desnivel.


Ya estamos en la localidad de Alos de Isil. El descenso ha sido largo, a veces por senda, también algo de pista, luego campo través y finalmente la entrada al pueblo nos ha tocado hacerla por la carretera.



La solución que nos propuso el lugareño cuando le preguntamos sobre la posibilidad de avituallarnos en esta localidad.  “- La única posibilidad de alimentación la tienen ustedes junto a la iglesia. Es esa fuente”. Bueno. Si no hay más, pues seguiremos con nuestras reservas….


Dejando el valle del Noguera Pallaresa, estamos remontando ahora por el de Comamala con un gran desnivel hasta alcanzar el collado de Comella en la sierra de Pilas. 



Pasamos por el Pla de Comamala teniendo ahí enfrente el Mont-Roig. Hemos de bordear por el collado de Comella que encontraremos por la derecha.


Detalle de la cascada del desaguadero del lago superior Bassa de Sobriu.


Superado el laguito Bassa de Sobriu, todavía seguimos subiendo más.


Ya en el collado de Comella una mirada hacia atrás con el valle de Comamala que hemos ascendido. Abajo está el valle del Noguera Pallaresa y Alos de Isil Y por encima destacan las montañas del circo de Rius de donde venimos hoy.


Y mirando hacia el nuevo valle por donde vamos a continuar, con los estanys de la Tartera. El Mont-Roig sigue cubierto por la nube.



Nos encontramos en el entorno del lago Bassa de Curiós donde decidimos finalizar la etapa de hoy. La sierra Mitjana a la derecha y el valle de Unarre hacia el Sur. Todavía se mantiene la nubosidad.



Son ya las 6hs y15’ y llevamos ya 10 horas de ruta y por hoy ya está bien. La altitud en que nos encontramos es casi 2.500 metros, muy próximos al Mont-Roig (2.846mts) que se halla totalmente cubierto por la nube. El viento es fresco e incómodo. Para comer aprovechamos el abrigo de una gran roca junto al lago. Algo nos protege. La tienda ya está montada y subimos un poquito para ver qué panorama se puede contemplar hacia el valle del río Unarre. Podemos ver los estanys de Calberante y de la Gola así como el largo valle que llega hasta Cerbí. En el horizonte  el cielo está totalmente despejado, sin nubosidades. Las nubes y nieblas solo están pegadas a los montes del Pirineo. En el vivac anterior de Clot de Rius teníamos al lado la yeguada de 13 cabezas que nos estuvieron dando la “cencerrada” durante toda la noche. Aquí hay también una buena cuadrilla, de vacas en esta ocasión, que igualmente hacen sonar sus cencerras acercándose a nosotros más de lo que consideramos distancia prudencial. A ver si este ganado sí que tienen sus horas para dormir durante la noche y nosotros podemos también descansar .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada