miércoles, 23 de marzo de 2016

265 – Lunada – Bustalveinte – Río Miera (Puerto de Lunada - Burgos).



Ruta realizada: Viernes,  18 de Marzo de 2016

Itinerario:
Aparcamiento estación de esquí de Lunada – Portillo de Lunada – Collado de Bustalveinte – Alto de Veinte – Cabañas Bustalveinte – Collado de Bustalveinte – Poza del Terreiro – Portillo de Lunada – Aparcamiento estación de esquí de Lunada.



                   Ascendiendo a la montaña El Veinte con Castro Valnera en el centro de la imagen.


Raúl, Elías y Javier.


            Parece que últimamente estamos en racha aprovechándonos de la abundante nieve que tenemos por ahí. Hoy toca pasar el día en el entorno de Lunada que hemos visitado numerosas veces, siendo el principal objetivo el valle de Bustalveinte.
            Llegamos hasta el parking de la estación de esquí de Lunada pasando por la monumental trinchera de nieve en los aproximadamente 2,5 kms que hay a partir del desvío de la carretera del puerto de Lunada. Tal es el volumen que se ha acumulado en estos parajes.
            Saliendo desde el aparcamiento de la estación de esquí (1.273m), la dirección que tomamos es hacia el portillo de Lunada (1.316m) donde ya pasamos la línea divisoria entre Burgos y Cantabria. A continuación, para llegar al collado de Bustalveinte lo hacemos recorriendo longitudinalmente la ladera de orientación Oeste que baja de la cota de La Mota. Esta ladera, con acusada inclinación,  es sumamente delicada impresionando el desnivel de caída que tiene hacia el valle del río Miera. Mejor no mirar hacia abajo. Según las condiciones, los aproximadamente 800 metros de desplazamiento se pueden hacer sobre los esquís (en alguna ocasión anterior ya lo hemos hecho), pero debido a su orientación Oeste, la superficie puede estar dura y un traspiés nos haría rodar muchos metros pendiente abajo. Tomamos precauciones y porteamos los esquís calzándonos los crampones y piolet a mano, por lo que pudiera pasar. Ciertamente se pasa tensión en este desplazamiento.
            Sentimos gran alivio cuando llegamos al collado de Bustalveinte (1.432m) donde volvemos a colocarnos los esquís. Mientras tanto, aparece Raúl quien, evitando la delicada travesía que hemos hecho Elías y yo, ha preferido la variante ascendiendo la cota de La Mota (1.617m) para desde allí bajar esquiando la ladera hasta el mismo collado. Él la ha bajado esquiando a pesar de que la superficie estaba algo helada y ha tomado algunos riesgos. Si yo hubiese bajado desde La Mota, con toda seguridad lo hubiera hecho con crampones.
            Una vez los tres reunidos, seguimos ruta ahora en ascenso hasta la cota del Veinte (1.507m). Desde ahí disfrutamos de un soberbio descenso esquiando hasta las cabañas de Bustalveinte (1.176m). Descartamos ampliar la ruta por esta zona que nos llevaría a alcanzar la cota de Pizarras como así lo hemos hecho otras veces. Colocamos pieles para ascender nuevamente al collado de Bustalveinte bajo las impresionantes paredes del cordal del Picón del Fraile donde se encuentra la característica cúpula esférica de las instalaciones de la Estación de Vigilancia Aérea.
            De las opciones que tenemos a partir del segundo paso por el collado de Bustalveinte (1.432m), descartamos regresar por la delicada ladera de la Mota. Andamos sobrados de tiempo y nos animamos a descender hacia el valle pasiego del río Miera por donde transcurre la carretera del puerto de Lunada en su ubicación Cántabra. De esta manera, sobre buena nieve esquiamos hasta las cabañas de la Poza del Terreiro (996m) tras cruzar por dos veces la carretera del puerto sin ningún impedimento.
            De nuevo evaluamos las opciones que se nos presentan para recuperar ahora el desnivel hasta el puerto de Lunada. Una sería siguiendo el largo y pesado desplazamiento que supone el trazado de la carretera. La otra, por la que finalmente nos decidimos y que aún no conocemos, es remontar directamente la amplia canal que baja desde el mismo puerto. Dos montañeros bajan por ahí con raquetas y nos confirman que no presenta dificultad alguna.
            Desde el puerto de Lunada ya solo nos queda descender hasta el aparcamiento de la estación donde damos por finalizada la satisfactoria actividad de esta jornada.



Tiempo total dedicado a la ruta: 6,25’ horas. 
Desnivel acumulado de subida: 850 metros
Climatología: Parcialmente nuboso la primera parte del día, terminando completamente cubierto. Temperatura fresca.




                                  Plano y referencias tomados del servicio IGN.



A continuación, unas pocas fotos de la ruta.



Para llegar al aparcamiento de la estación de esquí de Lunada, hay que tomar el desvío de la carretera que sigue hacia el puerto de Lunada. Actualmente, este tramo de 2,5 kms es una trinchera de nieve como  vemos en la foto. Las máquinas han trabajado eficazmente para abrir paso.



 Aparcamiento más que suficiente para los coches que llegan a este espacio hoy viernes 18 de Marzo.


La mayoría de la gente pasa el día bien esquiando en las pistas o subiendo al cercano Pico de la Miel. Los menos toman otra alternativa como en nuestro caso que vamos hacia los valles de Bustalveinte y de Río Miera.
En la foto vemos los remontes y al fondo el Pico de la Miel.


Llevamos dirección del puerto de Lunada viendo de frente el cordal del Picón del Fraile donde se halla ubicada la característica cúpula esférica de las instalaciones de la Estación de Vigilancia Aérea.


Hacia abajo el valle del río de Lunada.


Portillo de Lunada. La carretera, cubierta por la gran cantidad de nieve.


Desde el portillo pasamos a la vertiente cántabra, dirigiéndonos hacia el collado de Bustalveinte.


Avanzamos por la ladera que desciende del alto La Mota y tenemos estas soberbias vistas hacia el valle de Río Miera. Cuando regresemos descenderemos por esas laderas que caen desde la derecha hasta el fondo del valle.


Muy bonitas están las montañas del valle de Río Miera.


Desde la ladera ya vemos el collado de Bustalveinte y la montaña El Veinte hacia donde vamos.


La travesía es expuesta por la fuerte pendiente que presenta la ladera y mucho desnivel de caída. Una vez terminado este delicado tramo pensamos que hubiéramos podido hacerlo sobre los esquís. Pero ante la duda de si la nieve pudiera estar más dura, para no asumir riesgos nos hemos colocado crampones y porteamos los esquís.


En el collado de Bustalveinte nos juntamos los tres. Mientras que Elías y yo hemos llegado por la mencionada ladera, Raúl ha seguido la opción de ascender a la cota de La Mota que vemos en el centro de la imagen y ha descendido esquiando por la misma ladera.


El bonito valle de Bustalveinte por donde transcurrirá parte de nuestra travesía de hoy. El valle se halla protegido por las paredes bajo el cordal del Picón del Fraile donde podemos ver la característica cúpula esférica de las instalaciones de la Estación de Vigilancia Aérea.


De nuevo el conjunto de La Mota y la ladera por donde hemos accedido al collado de Bustalveinte.


Ahora nos dirigimos hacia la cota El Veinte.




El pico Castro Valnera domina el conjunto de montañas que le acompañan.


Llegando a la cota El Veinte.


Desde El Veinte descendemos esquiando las suaves y ampllias laderas hacia el valle.




Nos detenemos junto a las cabañas del valle desde donde recuperaremos los metros que hemos descendido.


Ponemos pieles y volvemos hacia el collado de Bustalveinte.



Por debajo del cordal del Picón del Fraile.




Alcanzamos por segunda vez el collado de Bustalveinte y nos disponemos a esquiar hacia el valle de Río Miera.


En la primera parte del descenso la nieve está en muy buenas condiciones y la disfrutamos.





Durante el descenso en dos ocasiones cruzamos la carretera del puerto.


Llegamos a la altura del Km. 10 del puerto y aún seguiremos bajando hasta las cabañas de la Poza del Terreiro.


Las cabañas están un poco más abajo de la señal y todavía nos da para unos pocos giros más.


Paramos junto a las cabañas de la Poza del Terreiro desde donde no nos queda otra que recuperar el desnivel hasta el portillo de Lunada.


Desde aquí podríamos seguir por el trazado de la carretera con sus 4 kilómetros de desplazamiento, cosa que ya hemos hecho en otras ocasiones. Hoy nos disponemos atajar por la vaguada que nos situará justo en lo alto del puerto. 


Vemos el valle de Río Miera y se aprecia que hay nieve hasta bastante abajo.


Elías a punto de alcanzar el alto del puerto de Lunada.


Desde el portillo de Lunada ya nos queda muy poco para regresar al aparcamiento de la estación de esquí donde culminaremos esta bonita jornada.



De vuelta por la misma trinchera de nieve con alguien que nos saluda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada