miércoles, 11 de junio de 2014

215 – Sierra de Árcena. (Álava)



Nos desplazamos hasta la Sierra de Árcena para recorrer su perfil más Oriental. Saliendo de la localidad de Barrio ascendemos las principales cotas de esta parte de la Sierra descendiendo posteriormente hasta Nograro. De esta manera completamos un amplio recorrido circular que finaliza también en Barrio.


Ruta realizada: Domingo, 08 de Junio de 2.014

Itinerario:
Barrio – Portillo de la Hoz – Pico Bachicabo – Cantón Pero – Alto de la Mota – El Cueto – Risco del Mojón Acuchillado – Nograro – Barrio.



                                                              Pico Bachicabo desde Barrio.



Elías y Javier.


            La Sierra de Arcena llama nuestra atención ofreciéndonos un amplio recorrido de su perfil rocoso y sinuoso que sobresale sobre un tupido bosque a partir de los valles de Valdegovía al Norte en terreno Alavés y el valle de Tobalina con el río Ebro en terreno Burgalés al Sur. En la localidad de Espejo tomamos el desvío que nos lleva hasta Barrio donde inicia esta ambiciosa ruta.
            Dejamos aparcado el coche antes de las primeras casas del pueblo junto a la fuente “El Judío” (657 mts) donde podemos aprovisionarnos de agua que necesitaremos durante la jornada.
            La pista que tomamos deja a la derecha el núcleo principal del pueblo y pasa junto a la iglesia. Enseguida tenemos que cruzar una portilla y tras ella la pista continúa ascendiendo bajo la sombra del bosque de pino silvestre. La dirección que lleva esta pista es muy evidente hacia el Portillo de la Hoz que hemos podido ver antes de que nos lo impidiera el tupido bosque. A la izquierda de este collado sobresale el Castro de Berbea y a su derecha (Oeste) el perfil rocoso de Bachicabo así como la continuidad de la Sierra. Cuando la pista toma un giro hacia la derecha es el momento de abandonarla para seguir por una senda bien marcada que asciende de manera muy directa sin curvas que atenúen el esfuerzo para superar esta pendiente.
            Es un alivio cuando llegamos al Portillo de la Hoz (991 mts) que presenta una amplia y agradable pradera abierta entre el bosque. Dejando a nuestra espalda la elevación del Castro de Berbea (1.056 mts) seguimos hacia el Oeste por la senda que no presenta ninguna dificultad, abriéndose paso bajo la agradecida sombra que ofrece el bosque en el que domina el boj y hayedo intercalándose numerosos ejemplares de pino. Cuando el bosque nos lo permite podemos ver el emplazamiento de Barrio así como las llanuras que se extienden hacia el Este de la Sierra en dirección a Vitoria y Miranda de Ebro.
            De manera entretenida y agradable ganamos metros hasta lograr alcanzar la primera elevación del día, el pico Bachicabo (1.201mts). Nos recibe éste con una gran cruz y el correspondiente buzón de cumbre. Tenemos buenas panorámicas y conseguimos identificar montañas conocidas que se alcanzan a ver hacia todas las direcciones y que sería largo de enumerar. Nos llama la atención la amplísima masa boscosa que se extiende al Norte de la Sierra de Árcena y que cuando tengamos que dejar la Sierra deberemos desplazarnos entre esos tupidos bosques confiando de seguir los caminos adecuados para no perdernos o desorientarnos. Ya lo iremos viendo a su debido tiempo. De momento lo que nos toca es seguir progresando por el cordal de la Sierra y disfrutarlo.
            Dejamos Bachicabo y la senda con sus jitos nos sigue guiando perfectamente, bien por el perfil del cordal o cuando no, bordeando de la mejor manera los resaltes rocosos y la tupida vegetación. Tras alcanzar un nuevo collado (1.075 mts) la senda bordea por la derecha la elevación de Cantón Pero, a la que accedemos abandonando momentáneamente la senda para remontar por una corta canal señalizada que nos sitúa en su cumbre (Cantón Pero – 1.199 mts) en la que también encontramos buzón y placa de identificación.
            Regresamos a la canal y descendemos de nuevo al sendero que a continuación nos lleva a pasar por la loma de Hozarales. Aquí enlazamos con una pista y sobre ella pasamos por “El Collado” (1.101 mts). Hemos de estar atentos a los jitos que nos indican el momento de abandonarla desviándonos por el trazado de senda que nos lleva hacia el Alto de la Mota. Seguimos paralelos a la pared Norte hasta situarnos en la base de un claro corredor señalizado con jitos. Aquí también dejamos momentáneamente la senda y acometemos la empinada subida por un trazado desgastado por el uso. En la parte superior del corredor seguimos hacia la izquierda por el trazado de senda que se abre paso entre la espesa vegetación de boj consiguiendo llegar hasta una pequeña plataforma despejada con vistas a los valles que dan al Norte de la Sierra.
            Estamos sobre el Alto de la Mota (1.319mts) decidiendo el momento para el descanso largo de la jornada, aprovechando para tomar el bocadillo y disfrutar de la cumbre. A la vez miramos hacia la continuidad de la Sierra fijándonos en la siguiente cota a la que tenemos previsto ascender: el Alto de El Cueto.
            Retrocedemos de nuevo hacia la canal y descendemos a la senda que habíamos abandonado anteriormente para continuar hacia el portillo de La Muena (1.221 mts) donde enlazamos con una pista que asciende en dirección a El Cueto (1.362 mts), cuya cota y buzón de cumbre alcanzamos sin mayor dificultad. También una caseta y antenas con vallado de protección identifican la cumbre en la que nos encontramos.
            La ruta del cordal continúa hacia el Oeste. Tras dejar El Cueto la senda nos lleva a situarnos sobre el Portillo de Nograro (1.289 mts), paso estrecho por donde deberemos descender hacia los valles del Norte de la Sierra. Pero antes de abandonar el cordal, todavía nos atrae la cumbre próxima: Risco del Mojón Acuchillado. Ya que estamos aquí… Vamos a reconocer un pequeño tramo más de esta interesante Sierra. El sendero nos conduce sin problemas hasta el punto más elevado que alcanzamos en pocos minutos. En este caso se trata de una amplia y despejada meseta en la que tampoco falta su correspondiente placa de identificación (1.342 mts). Enfrente, hacia el Sur tenemos el valle de Tobalina por donde discurre el Ebro, distinguiéndose claramente las instalaciones de la conflictiva central de Garoña. También nos fijamos en las destacadas montañas de Humión como prolongación de los Montes Obarenes.
            La Sierra de Árcena es muy alargada. Queda mucho recorrido para decir de completarla en una sola jornada. Hemos reconocido su extremo Oriental y hacia el Oeste aún quedan las elevaciones de Mojón Acuchillado, La Escalera, Revillallanos, Valdelamediana, Cuesta Herrán y Santa Ana siendo a partir de esta última elevación donde la Sierra queda cortada por el desfiladero del Río Purón. Habrá que dedicarle otra jornada para completar este trazado. Por hoy ya nos vale teniendo una buena excusa para volver en el futuro y terminarla de reconocer.
            Regresamos al Portillo de Nograro descendiendo por la estrecha brecha y al igual que en el corredor de subida al Alto de la Mota, aquí también el paso está protegido por una valla con alambre de espino. La pendiente también es muy empinada y enseguida perdemos desnivel introduciéndonos en la gran masa forestal primero de hayedo y después de pino. En un primer tramo hemos seguido una senda difusa pero con la ayuda de los numerosos jitos logramos enlazar con buen camino que nos lleva a pasar por la zona de La Rasa y después ya conectar con la evidente pista por la que alcanzamos el pueblo de Nograro (660 mts).
            A la llegada al pueblo vemos destacada la torre de Calderones y Salazares del siglo XIV-XV. El camino que debemos de seguir para enlazar con Barrio deja a la izquierda el núcleo urbano y no tenemos necesidad de cruzar por sus calles aunque sí podemos contemplar las fachadas del edificio de su iglesia. Siguiendo el camino hacia Barrio, nos obliga remontar el collado (801 mts) que se abre entre los montes Cárabo a su izquierda y Alto del Cueto a su derecha. Desde el collado ya solo nos queda seguir la pista por la que descendemos a Barrio dando por finalizada esta larga pero interesante ruta circular por la Sierra de Árcena.


Tiempo total dedicado a la ruta: 9,30’ horas. (incluyendo paradas, descansos y demás)
Desnivel acumulado de subida: unos 1.250 metros
Distancia recorrida: unos 20 kms
Climatología: Día de calor, aunque se hace soportable dado que gran parte del recorrido se desarrolla bajo las sombras de bosque.


                                              Plano y referencias tomados del servicio IGN.

A continuación podemos ver  amplia muestra gráfica  de la jornada…

Para la ruta de hoy salimos del pueblo de Barrio y ya vemos parte de la Sierra de Árcena. El Collado de La Hoz, Castro de Berbea a su izquierda y Pico Bachicabo a la derecha.
Dejando el núcleo principal del pueblo a nuestra derecha, tomamos la pista de la izquierda pasando seguidamente  junto a la iglesia.




De momento seguimos una cómoda pista que enfila directamente hacia el collado que se abre entre el bosque de pinos.

Cuando la pista toma un giro hacia la derecha es el momento de abandonarla para seguir por una senda bien marcada que asciende de manera muy directa, sin recurvas que atenúen el esfuerzo para superar estas pendientes.

Alcanzamos el Portillo de la Hoz que presenta un amplio rellano. Ahora ya tenemos que seguir hacia la derecha por una senda jitada que se abre paso entre la vegetación de boj, hayedo y pinos, la cual nos lleva hasta la cumbre del Pico Bachicabo.



Cuando la vegetación nos lo permite, podemos ver los valles como en este caso hacia el Este.

Una mirada hacia atrás donde aparecen el Portillo de la Hoz y Castro de Berbea.

En esta foto vemos el emplazamiento de Barrio, donde hemos iniciado la ruta.

Detalle de la espesa vegetación de boj que cubre la montaña. Sin embargo el trazado de la estrecha senda es bastante fácil de seguir aunque en la foto no lo parezca.

Ya tenemos a la vista la cruz sobre la cima del Pico Bachicabo. Resulta agradable la ascensión respirando los olores que desprende el bog.


Foto de cumbre Pico Bachicabo.

Detalle de buzón y placa de cumbre Pico Bachicabo.

Miramos la continuación del cordal de la Sierra de Árcena por donde vamos a seguir. Próximamente pisaremos sobre las cumbres de Cantón Pero, Alto de la Mota, El Cueto y finalmente el Risco del Mojón Acuchillado.

Dejamos el Pico Bachicabo y seguimos el sendero que recorre la Sierra.

Ahí tenemos el sobresaliente y rocoso pico Cantón Pero, bien protegido con la abundante vegetación.


La senda nos conduce por la ladera Norte de la montaña y tenemos que abandonarla momentáneamente para acceder a la cumbre siguiendo un corto tramo señalizado. Luego regresaremos a ella.

Buzón y placa de cumbre de Cantón Pero.


Abandonamos Cantón Pero.


La próxima cumbre para ascender: Alto de la Mota.


Como estamos viendo, la senda tan pronto se abre paso entre la espesura, como pasa por claros abiertos. Hay que estar atentos para mantener la visión de los jitos que nos guían en algunos momentos de duda.



Curiosa simbiosis con abrazo de buen entendimiento.

También hay tramos de hayedo.

La senda sigue paralela a la pared de orientación Norte y vamos atentos para no pasarnos de largo la canal de acceso al Alto de la Mota.

Dicha canal se encuentra en este lugar junto a la destacada aguja rocosa. El acceso está señalizado con jitos.
Tenemos que abandonar momentáneamente el sendero de la Sierra para subir al Alto de la Mota.
La flecha indica por dónde se entra en la canal.

La canal presenta una acusada inclinación.




En la parte superior de la canal el trazado de senda sigue hacia la izquierda abriéndose paso entre el boj y nos lleva hasta una pequeña plataforma despejada con vistas a los valles que dan al Norte de la Sierra.

Dos buzones y un mojón nos confirman que estamos en el Alto de la Mota. También vemos al fondo la siguiente cumbre a la que accederemos más adelante: El Cueto.



 Cortados de roca a uno y otro lado del Alto de la Mota.



Regresamos a la canal para conectar de nuevo con el sendero de la Sierra y seguir ruta hacia El Cueto.







Portillo de la Muena. Mirando hacia atrás contemplamos el recientemente ascendido Alto de la Mota.

Seguimos el trazado del camino que nos lleva hacia El Cueto.

En el alto de El Cueto se encuentra esta caseta y antenas.

Vértice geodésico y buzones de El Cueto.



Recorrido y cumbres que vamos dejando ya atrás.

Panorámica hacia el Norte con el espeso bosque de pinos por donde más tarde nos desplazaremos hasta Nograro antes de terminar la ruta en Barrio.

Continuamos por el sendero de la Sierra, ahora hacia el Portillo de Nograro.

Con este ejemplar y otro similar que había al lado ya tendríamos para cenar…


Nos encontramos en el Portillo de Nograro y justo aquí a la derecha se encuentra la brecha por donde descender del cordal.
Pero de momento no bajamos. Tenemos muy próximo el Risco del Mojón Acuchillado y me dice Elías que ya que estamos aquí… podríamos ascender y así reconocer un poquito más esta interesante Sierra.



Pues ya estamos en el Risco del Mojón Acuchillado. Se trata de una amplia meseta despejada desde donde también tenemos vistas hacia los valles de Valdegovía al Norte y el valle de Tobalina al Sur.


Buzón y placa de cumbre del Risco del Mojón Acuchillado.

Hay un grupo de caballos que no extrañan nuestra presencia mostrándose muy confiados.

Panorámica hacia el valle de Tobalina por donde discurre el Ebro.
Nos fijamos en las destacadas montañas de Humión como prolongación de los Montes Obarenes, mientras que en el valle distinguimos claramente las instalaciones de la conflictiva central de Garoña.


Humión.


Garoña...

Retrocedemos al Portillo de Nograro por el que descendemos del cordal de la Sierra.


El primer tramo que es de hayedo lo pasamos siguiendo el trazado marcado con jitos.
Luego ya en el bosque de pinos enlazamos con los caminos y pistas que nos llevan hasta Nograro.


En algún momento el bosque nos permite mirar hacia la Sierra y aquí podemos ver el Alto de la Mota.

Entrando en Nograro pasamos cerca de la torre de Calderones y Salazares del siglo XIV-XV.

Nograro a los piés de la montaña Cárabo.
Para llegar a Barrio deberemos pasar el collado a la derecha del Alto de Cárabo.


Seguimos por el camino que pasa por el collado de Cárabo.

Superado el collado vamos por la pista que nos baja a Barrio.


Y así damos por finalizada esta larga y entretenida ruta circular por la Sierra de Árcena.

5 comentarios:

  1. Que interesante ruta por estos sierra tan poco conocida.
    Muy atractivas las fotos de las paredes que conforman la parte alta de este cordal con el añadido del espeso bosque cubriendo las faldas de la montaña.
    Buen paseo que os habéis dado con la perra Chus.
    Así ya os veo bien entrenados para la propuesta por Picos de Europa este domingo.
    No se observa ningún síntoma de cansancio en vuestros rostros.
    Eso es que lo disfrutáis a lo grande y es mayor el placer de observar el espléndido paisaje obviando así el esfuerzo que esto supone.
    Si nos gusta y hacemos ejercicio con regularidad estos 20 kilómetros por la Sierra de Árcena se os quedarán cortos.
    Conociéndote Javi, si el día tuviese más horas de luz, seguro que sumabas algún que otro pico a mayores.
    Así, así !!
    Un abrazo:
    Kike

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces nos sorprendemos como en esta ocasión visitando la modesta Sierra de Árcena, escasamente reconocida por nosotros. Hemos disfrutado de sus parajes recorriendo parte de su cordal.
      Creo que en esta ocasión, Kike, ya fué suficiente el recorrido realizado. Las rutas más largas ya nos van condicionando pues sí que acumulamos cansancio y hay que dosificar esfuerzos.

      A ver cómo respondo durante la próxima ruta en compañia del "Grupo de Montaña Kike Ureta".

      Un abrazo,
      Javi

      Eliminar
  2. Una excepcional circular de reconocimiento, disfrute de vistas y recorrido arbolado por ésta, para 'Ojolince y Sra.' totalmente desconocida, sierra de Árcena.
    Hace unos ya bastantes años visitábamos con mayor asiduidad tierras burgalesas, sin embargo, era en compañía de no aficionafos a la montaña y, por tanto, nos perdíamos gran parte de los secretos y maravillas que encierra esta provincia,y su vecina vasca.
    Ahora, gracias a las pormenorizadas crónicas que nos presentas, estamos conociendo en profundidad, muchos de estos parajes y rincones que bien merecen una visita.
    ¡Vaya gozada de bosques por los que os habéis movido! Y cómo relatas, lo agradecidos que habéis quedado de su sombra en este caluroso día.
    Mañana, es posible que nos acordemos de este lujo de recorrido bajo el tupido bosque, del que has dado muy buen repaso gráfico en tu resumen virtual.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque modestas, estas montañas a caballo entre Álava y Burgos también tienen atractivo. Con rutas de este tipo vamos añadiendo variedad a las páginas del blog y los visitantes pueden tener conocimiento virtual de espacios poco difundidos.
      Mañana domingo nos espera una ruta muy interesante y además compartida por buen grupo de amigos. Seguro que también la disfrutamos.
      Un abrazo para los amigos de Pucela, y mañana nos vemos.
      Javier

      Eliminar
  3. Por si fuera interesante o de utilidad para ti o para los lectores de tu web, tengo publicado el siguiente blog:
    http://plantararboles.blogspot.com
    Se trata de una manual breve y sencillo para que los amantes del monte y del campo podamos reforestar, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.

    Salud,
    José Luis Sáez Sáez

    ResponderEliminar