viernes, 9 de mayo de 2014

212 – Canales de Dulla - Pico El Paño – Cerro de la Muela (Quintanilla Valdebodres, Burgos)



Después del anticipo hace unos días con alguna foto de esta ruta, a continuación sigue más amplio detalle y más fotos de la misma.


Ruta realizada: Domingo 04 de Mayo de 2.014


Itinerario:
Quintanilla Valdebodres – Collado de la Llosa – Pico El Paño – Puerta de Quintanilla – Cerro de la Muela – Quintanilla Valdebodres

   
                        Canales de Dulla. 
Detalle del collado de la Llosa que  separa el Cerro de la Muela a la izquierda y Pico El Paño a la derecha.



Elías y Javier.

            Para llegar a Quintanilla Valdebodres hemos seguido la carretera que saliendo de Villarcayo remonta el curso del río Nela. En Puentedey tomamos el desvío que en dos kms. nos sitúa en Quintanilla, punto de partida de la ruta de las Canales de Dulla. Antes de comenzar la ruta nos aproximamos al manantial que brota a los pies de la roca cuyo caudal alimentaba el molino que también tenemos a la vista.
            El amplio espacio de las canales de Dulla lo conforman varios barrancos delimitados por agrestes murallas de roca mostrando en su conjunto gran vistosidad y espectacularidad.
            En Quintanilla Valdebodres (655m) tomamos el camino que remonta el barranco de la Mata por donde también discurre el marcado GR.1 que en este tramo llega hasta la localidad de Villamartín. Cuando llevamos recorridos aproximadamente 850 mts. llegamos a la intersección del barranco de las canales de Dulla que aparece por la izquierda. Aquí abandonamos el barranco de la Mata y su GR.1 para continuar por buena senda que discurre por el fondo del barranco. Esta senda no tiene señalización pero es muy evidente. Solo hay que seguir el curso del arroyo con aguas totalmente transparentes y que hay que atravesar numerosas veces. No es problema si como hoy, el caudal no es muy abundante.
            Llegamos a una nueva intersección de barrancos sobre cuya confluencia vemos una destacada prominencia rocosa. Nuestra intención es llegar al collado de la Llosa, por lo que nos conviene seguir el barranco de la derecha aunque veamos otras sendas que remontan y abandonan el fondo del barranco principal. Poco más adelante, confluye otro barranco también por la izquierda que de la misma manera desestimamos. Seguimos la entretenida y sencilla senda por el curso del arroyo mientras podemos observar y disfrutar de las vistas de los acantilados a uno y otro lado del barranco que sobresalen por encima de la abundante vegetación.
            Teniendo ya a la vista el abierto y amplio collado de la Llosa, la vegetación arbórea se va reduciendo manteniéndose la de menor porte entre la que el trazado de la senda se va diluyendo. Pero sin grandes problemas podemos seguir progresando con libertad de desplazamiento buscando la mejor manera de ir ganando metros a las pendientes próximas al collado.
            El collado de la Llosa (1.081mts) separa claramente las murallas de roca teniendo en la parte opuesta el valle de Pedrosa de Valdelucio por donde baja el río Engaña. A nuestra derecha se eleva el pico El Paño mientras que a la izquierda es el Cerro de la Muela (Muela de Dulla). Deseamos situarnos en ambas elevaciones pero desde el mismo collado una y otra parecen inaccesibles. Para ascender al pico El Paño vamos a seguir el trazado de sendas de ganado bordeando bajo los contrafuertes de roca la ladera Noroeste-Norte. Solo después de unos 800 metros de desplazamiento vemos la posibilidad de acceder sin riesgo a la parte superior tras lo cual cómodamente alcanzamos el pico El Paño (1.139mts). En esta cota no encontramos buzón ni placa de cumbre. Únicamente un pequeño montón de piedras que nos sirve como referencia a la cima.
            Volvemos por nuestros pasos al collado de la Llosa. Nuestro siguiente objetivo es acceder al Cerro de la Muela en la otra parte del collado. Pero al igual que El Paño, como ya veíamos, su acceso también es una incógnita. De la misma manera que antes para llegar a El Paño, ahora seguimos el trazado de sendas de ganado bajo los inaccesibles contrafuertes en la ladera Oeste del Cerro de la Muela hasta que tras un largo desplazamiento de 2,5 kms llegamos al collado Puerta de Quintanilla (1.051mts). Este es el único acceso que tenemos para salvar los contrafuertes y situarnos en la meseta superior consiguiendo posteriormente alcanzar el objetivo propuesto, el Cerro de la Muela (Muela de Dulla) – (1.143mts). Junto al mojón de vértice geodésico, aquí sí se encuentra un pequeño buzón con placa de cumbre con grabación de altitud 1.136 mts, ligeramente inferior a la que señala el IGN.
            Nos acercamos al extremo Norte, borde rocoso bajo el que se encuentra el collado de la Llosa. Ahí no podemos bajar, con lo que hemos de seguir sobre la meseta en ligera inclinación descendente por el borde superior de los contrafuertes de roca. Mientras recorremos este tramo con vistas a la canal de Dulla, miramos a ver si hay algún paso que nos permita el acceso a la base del barranco. Pero no. No vemos tal paso. Seguimos inspeccionando hasta ver qué sorpresas nos pueda deparar nuestra aventurilla. Ya bastante abajo no podemos continuar pues se nos corta el paso con los cortados. Pero se nos abre la posibilidad de descender sin riesgos al barranco contiguo por donde discurre una tallada senda. Será nuestra salvación pues ya nos estábamos planteando la posibilidad de tener que remontar hasta el collado Puerta de Quintanilla para desde allí seguir la clara senda que veíamos que descendía posiblemente hasta Quintanilla por las Barreras y la Cuesta.
            Ya sobre la cómoda y amena senda junto a la pared de roca podemos descender con total confianza hasta llegar a la base del barranco principal de Dulla por donde subíamos a primera hora. El resto del recorrido hasta Quintanilla es el mismo ya conocido, finalizando así esta entretenida y amena ruta, muchos de cuyos tramos los hemos ido investigando y descubriendo sobre la marcha.
       
Tiempo total dedicado a la ruta: 8,30’ horas. (incluyendo paradas, descansos y demás)
Desnivel acumulado de subida: unos  540 metros
Distancia recorrida: unos 18,4 kms
Climatología: Muy buen día de primavera, despejado y buena temperatura.



 
                                Plano y referencias tomados del servicio IGN.


A continuación veamos amplia muestra gráfica  de la jornada…

Iniciamos la ruta de hoy en Quintanilla Valdebodres. Cerca de la plaza del pueblo podemos ver un caudaloso manantial que surge de la roca. En el pasado daba fuerza al molino que también vemos a escasos metros.




Otro rincón típico de Quintanilla.


Salimos de Quintanilla siguiendo la senda que remonta el barranco de la Mata. En principio la ruta es coincidente con el GR.1 que en este tramo llega hasta la localidad de Villamartín que no es nuestro objetivo.


Habiendo recorrido unos 800 metros siguiendo el curso de este barranco, llegamos a la confluencia con el barranco de Dulla que baja por la izquierda en nuestro sentido de marcha. Tenemos que seguir por él.
La senda cruza varias veces el arroyo de aguas muy limpias y en un día como el de hoy sin excesivo caudal no presenta ningún problema  pasarle o incluso seguir por su curso.



El barranco parece muy abrupto pero se puede caminar fácilmente siguiendo la senda que discurre junto al lecho del torrente.


Cruzamos esta portilla de control de ganado que incluso cierra el paso sobre el arroyo.


En este punto confluyen dos barrancos. Nuestra ruta continúa por el que sigue a la derecha sin abandonar el curso del arroyo.


La verdad es que el paisaje es extraordinario. Mucha vegetación, y el barranco canalizado por inexpugnables contrafuertes de roca a ambos lados.






De nuevo hay confluencia de barrancos. Seguimos por el de la derecha.
En el regreso por la meseta superior llegaremos hasta el borde alto de ese morro rocoso que domina ambos barrancos. Luego iríamos a coincidir con una senda que desciende cómodamente junto a la roca.


Continuamos junto al cauce del torrente.



Parece que no vamos a ninguna parte pero la senda continúa.


Ya vemos el amplio arco del collado de la Llosa.



Paredes inexpugnables.



En medio este agradable vergel.


Ya vamos cogiendo altura y caminamos libremente sin seguir trazada de senda.



Elías llenando un botellín de agua para darle a la sedienta “Deva”.


Ya próximos al collado miramos hacia la derecha emergiendo el pico El Paño. Le subiremos bordeando por la izquierda. 


A la izquierda el Cerro de la Muela que también ascenderemos más adelante, dando un largo bordeo por la ladera de atrás.


Situados sobre el collado de la Llosa volvemos a mirar hacia el pico El Paño.


Bordeamos por la ladera orientada al Norte en busca de un paso que nos permita llegar arriba. 



Tras recorrer unos 800 metros en la ladera por los trazados de sendas de ganados, ya tenemos la manera de acceder a la meseta superior.


Superficie plana por la que podemos llegar fácilmente a la cumbre de El Paño.
En la foto también vemos el collado de la Llosa y el Cerro de la Muela.


Por abajo las llanuras de Soma del Campo y el pueblo Villamartín.


Elías asomando a una brecha en la roca por donde también se podría haber accedido con una corta trepada.


Quedo retratado en lo alto de El Paño. No hay buzón ni placa de cumbre. Únicamente este montón de piedras.


Asomando al borde de los cortados con vista hacia el collado de la Llosa y el Cerro de la Muela que ascenderemos más adelante. 


Hacia el Oeste campo de la Merindad de Valdeporres.


La canal de Dulla que hemos recorrido anteriormente. 


Descendiendo del alto de El Paño, una nueva toma hacia el conjunto de collado de la Llosa, Cerro de la Muela y alto de El Paño.


Regresamos al collado de la Llosa sobre nuestros pasos y a partir de ahí vamos a ver cómo nos las apañamos para subir al Cerro de la Muela que tenemos enfrente. Desde aquí no parece nada sencillo.
Bordearemos por la ladera Oeste a ver si encontramos algún punto débil…


Estos contrafuertes no presentan fisuras para llegar arriba.



Después de un largo desplazamiento de 2,5 kms desde el collado llegamos a este otro collado “Puerta de Quintanilla”. Desde aquí ya no tenemos ninguna dificultad para seguir sobre la meseta superior hasta el Cerro de la Muela.


En la foto se intuyen las canales hundidas sobre el terreno de esta extensa meseta.


Junto al borde de los contrafuertes y por abajo la ladera que recorríamos momentos antes.


Buzón y placa de cumbre sobre el Cerro de la Muela (Muela de Dulla).


Foto de cumbre junto al vértice geodésico del Cerro de la Muela.


Perfectos planeos de esta pareja de buitres que salen del acantilado.


Asomándonos en el borde Norte del Cerro de la Muela vemos el collado de la Llosa y El Paño por donde andábamos momentos antes.


Perfil de los contrafuertes estando por debajo la canal de Dulla.


Panorámica desde esta posición hacia la canal de Dulla.
A continuación seguiremos en descenso por la meseta que se intuye a la derecha de la foto buscando algún paso que nos permita acceder a la base de la canal.


Mirando hacia atrás una vez más el amplio arco del collado de la Llosa y El Paño.



Se nos resiste encontrar paso hacia la parte baja de los contrafuertes. Seguimos intentándolo.


Será en el extremo Sur de esta meseta cuando avistamos una senda que baja por la canal contigua. Afortunadamente tenemos un acceso hacia ella  que no presenta ningún riesgo.



Seguimos la cómoda senda junto a la base de la pared de roca.




Mirando hacia atrás vemos el morro rocoso al que hemos llegado anteriormente en su parte de arriba. De ahí hemos descendido por terreno fácil en su ladera.



Ya descendemos a confluir con la canal principal de Dulla.


Coincidimos con la senda ya conocida que seguíamos a primera hora y que ahora nos lleva de regreso a Quintanilla entrando por la calle de la iglesia.
 

Para llegar a Quintanilla hemos tenido que pasar por Puentedey donde no podemos dejar de detenernos un momento para contemplar el espectacular y típico arco de roca bajo el que discurre el río Nela.



8 comentarios:

  1. Parece una bonita excursion la que recorristeis con paisajes tan espectaculeres.
    Te hago un comentario sobre las fotos, y la impresion que me ha dado es que se ven muy bien en cuanto a nitidez y colorido.
    Por cierto soy Gorbi
    Un saludo para los Ureta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Carlos. La excursión resultó muy amena. Próximamente completaré la entrada con mi habitual descripción y más fotos de estos singulares parajes. No me ha dado tiempo a terminarla pues nos vamos un par de días al Pirineo. A ver si encontramos algo de nieve para cerrar la temporada de esquí.
      En cuanto a las fotos, es lo que sale con una cámara sencilla. Lejos de los equipos que tú manejas. Ya me gustaría aprender un poco de tus conocimientos, pero últimamente te cuesta dar el paso que te anime a acompañarnos en alguna ruta.
      Un saludo, amigo Gorbi.
      Javi

      Eliminar
  2. Hola, efectivamente una hermosa ruta en un entorno insólito. Hemos estado dos veces en esa zona y nos ha encantado. Y aún tenemos que volver para conocer la última canal que nos falta, la de la Corza.
    Gracias por la reseña, que nos ha traído buenos recuerdos.
    Saludos a vosotros y también a Carlos.
    Joaquín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Joaquín por tu visita y comentario.
      Sorprendente, verdad?, todo este entorno de barrancos y canales.
      Vale la pena acercarse por Quintanilla y recorrer estos lugares. Pero no es posible hacerlo todo en una jornada y habría que dedicarle lo que realmente se merece, como hacéis vosotros que como dices, aún os queda la canal de la Corza. A por ella!!
      Un saludo,
      Javi

      Eliminar
  3. Hola Javier.
    Unos paisajes de peliculas.Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste, Juan Carlos.
      De verdad que disfrutamos la ruta teniendo estos paisajes tan atractivos.
      Saludos,
      Javier

      Eliminar
  4. Menudas montañas, desfiladeros, pueblos, flores...todo muy atractivo.
    No se te escapa detalle.
    Yo desconocía esta zona salvo la visita relámpago que hice hace años al pueblo de Puentedey.
    Ahora, con esta entrada, me has abierto el "apetito" por recorrer más a fondo los singulares rincones que se dan al norte de la provincia burgalesa.
    Algún día ya se proyectará...de momento queda aquí tu inestimable testimonio para consultarlo si es preciso cuando llegue esa hora.
    Como bien dice el amigo Juan Carlos Gutiérrez : "Paisaje de película".
    - ¡Ya lo creo !-
    Un abrazo:
    Kike

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Kike. Ten apuntada esta zona para que cuando tengas ocasión puedas darte una vuelta por las Canales de Dulla, muy cerquita de Puentedey. Ya ves que merece la pena. No será una ruta de montaña como suele ser nuestra preferencia, pero no te defraudará.
      Un abrazo,
      Javi

      Eliminar