viernes, 4 de noviembre de 2011

ARP. Etapa 40. Moli de la Paleta (Amélie) – Col de Figuera (Las Illes)

ARP. Etapa 40                                                      (ir a etapa anterior…)
09 de Agosto 2.007                                                 (ir a etapa siguiente…)
Moli de la Paleta (Amélie) – Col de Figuera (Las Illes).

Plano del IGN francés.

La de hoy ha sido otra forma diferente de pasar la noche y descansar en un cubículo que el propietario llama habitación. Hay somier con colchón, sábanas y almohadas, pero hemos considerado más higiénico para nosotros utilizar nuestros propios sacos. No somos demasiado exigentes y nos damos por satisfechos. Al fin y al cabo lo que pretendíamos era pasar la noche y descansar después de la soberana paliza de la marcha durante la jornada. El desayuno comunal se prepara a las 7,30’. Algunos colaboramos en repartir y servir lo que se tercie para que todos tengamos a nuestra disposición los abundantes ingredientes que la casa pone a nuestra disposición incluida la miel de cosecha propia. Por dormir hemos colaborado con 15 € cada uno y por el desayuno han sido 5 € más. Vale. Más tarde me doy cuenta de que podríamos haber tenido un detalle con el señor por el hecho de habernos hecho el viaje en coche la tarde anterior sin coste adicional. No se me pasó por la cabeza. Lo siento. Dejamos el albergue a la vez que las parejas de Irún. Me había parecido entender que saliendo desde aquí ahorraríamos como 3 horas a la ruta de la nueva jornada. Pero de eso nada. El camino, por cierto buen camino del GR-10 con el que volvemos a coincidir aquí en la “gite d’étape” de Moli de la Paleta (661mts), retrocede en leve descenso hacia Montalba (543mts). Luego continúa haciendo varios virajes pasando por el coll Cerdá (1.058mts) para seguir a continuación hasta la línea fronteriza en la collada de Sant Mari (1.426mts). Dejamos a la derecha la Roc de Frausa (1.450mts) y de nuevo volvemos a tocar la línea fronteriza en el coll del Pou de la Neu (1.289mts). Aquí dejamos el GR-10 y seguimos por el “sentier des Trabucaires” que nos conduce  momentáneamente por territorio español visitando la cova de las Salinas (1.100mts) junto a la que hay una hospedería y una pequeña capilla que visitamos. Volvemos nuevamente sobre la línea fronteriza pasando por el coll de les Cordes (892mts) y luego a continuación por el coll de Lli (650mts) desde donde siguiendo el pequeño valle de “correc del coll de Lli” vamos a parar a la localidad de Les Illes (550mts) donde nuestros acompañantes tienen su reserva en la “gite d’étape”. El recorrido de esta etapa ha resultado interesante y ameno. Hemos pasado por bastante bosque y ya hemos tenido el cielo más despejado que los últimos días pudiendo disfrutar de los diferentes paisajes. Incluso ya hemos llegado a ver en algún momento, muy lejos todavía, la bahía de Roses. Es como si viéramos allá lejos la pancarta del final de nuestro largo recorrido por el Pirineo. Pero todavía nos quedan por dar muchos pasos. Cuando girábamos la vista hacia atrás deteníamos la mirada sobre el entorno del macizo de Canigou que ya queda bastante alejado y todavía con capa de nubes en las partes más elevadas. Seguimos lamentando no haber tenido el tiempo a nuestro favor para haber ascendido esta montaña. Nada más entrar en la población de Les Illes nuestros amigos ocasionales de estos tres días localizan la “gite d’étape” donde comerán y descansarán muy a gusto. Nosotros vamos a pasar de tanta comodidad y saldremos de la población para buscar el lugar en el que plantaremos nuestro vivac. Antes de despedirnos de los jóvenes descansamos un ratillo con ellos en la terraza de la fonda. Alejándonos de la población por la carretera hacia arriba, tras una hora de marcha localizamos un espacio cercano a un exiguo manantial. Es suficiente y nos servirá para nuestras necesidades. Aquí, por fin, solo hablamos nosotros dos y solo nos escuchamos nosotros. También nos viene bien esta tranquilidad. Estamos en el paraje de “Font de la Figuera” (704mts) que aunque no es un lugar tan atractivo como lo han sido otros entornos en los que hemos vivaqueado, puede ser válido para pasar esta próxima noche. El cielo se nubla y aparecen algunas nubes negras. También el viento sopla con intensidad por lo que debemos de amarrar la tienda algo más de lo normal, por si acaso. Hemos completado la etapa de hoy en 10 horas con un desnivel acumulado de subida de unos 1.037 metros y de bajada de unos 1.000 metros.


Sigue una pequeña muestra de fotos de esta etapa…

Para nosotros no ha dejado de ser una improvisación esto de haber terminado el recorrido del día anterior en la “gite d’etape” de Moli de la Paleta. Al habernos juntado con estas dos parejas de Irún que lo tenían así previsto, nos hemos dejado llevar por su iniciativa y ya al final no teníamos muchas opciones de reacción. La etapa fue larga y habíamos terminado cansados. Pero si hubiésemos estado nosotros solos seguro que el final de etapa habría resultado bien distinto. No vamos a lamentar nada. Simplemente ha sido una “anécdota” en nuestro largo recorrido por el Pirineo. Eso sí. El desayuno que nos han ofrecido en el albergue ha sido una maravilla (otra “anécdota”). Tras abandonar la “gite d’etape” seguimos por un buen camino ahora coincidente con el GR-10 que viene de Arles-sur-Tech y que nos lleva a pasar por las inmediaciones de Montalva que vemos en esta foto.


Luego seguimos por els Sagetes en dirección al collado Cerdá y luego a la línea fronteriza junto a la Roc de Frausa.



Pasamos junto a estas ruinas de lo que fue una antigua serrería.


Nos aproximamos a la elevación rocosa Roc de Frausa (o también Roc de France).






Más adelante pasamos junto a estas instalaciones de antenas en el collado de Pou de la Neu, también fronterizo con España.



Panorámica hacia territorio español donde vemos el embalse de Boadella. Cerca está también Figueras. Y más alejado, aunque no se aprecia del todo bien en la foto, ya hemos podido identificar la bahía de Roses.


Desde el collado de la Neu hemos descendido por territorio español pasando por la Cova de les Salines. Hay una hospedería y también esta pequeña capilla que visitamos.


En las inmediaciones de las Salinas nos aprovisionamos de agua.


Desde las Salinas hemos seguido hacia el coll de les Cordes y después en el coll de Lli pasamos nuevamente a territorio francés descendiendo por el barranco hasta la localidad de Les Illes.


Nuestros acompañantes tienen la reserva en la “gite d’etape” que hay en Les Illes y ahí se quedan. Nosotros preferimos otro ambiente y continuamos un poco más hasta localizar un lugar aparente para montar nuestro vivac. Lo encontramos después de una hora de marcha por una carretera estrecha y luego pista que asciende hasta  Font de la Figuera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada