viernes, 30 de septiembre de 2011

ARP. Etapa 31, Refugio Sorteny – Valle de Incles.

ARP. Etapa 31                                                   (ir a etapa anterior…)
09 de Agosto 2.006                                           (ir a etapa siguiente…)
Refugio Sorteny – Valle de Incles.


Plano del IGN francés.


A primera vista amanece un día majo. Se ven algunas nieblas, no demasiadas, agarradas a las montañas. Pero no se mueven tan deprisa como las que ayer sacudieron tanta agua. Auguramos que hoy vamos a disfrutar de una buena etapa. Los primeros en salir del refugio Sorteny (1.969mts) son la pareja de ruteros franceses. Poco más tarde seremos nosotros quienes nos despedimos del papá y su hijo pequeño David. En la litera y todavía metido dentro de su saco sigue el otro solitario rutero.  Adiós y buena suerte a todos!. Hace algo de fresco y hay bastante humedad en el ambiente debido a las precipitaciones del día anterior. La senda entre vegetación variada es cómoda y de momento nada exigente. A la derecha de nuestra marcha ha quedado el valle de l’Estanyó y el pic de l’Estanyó. Poco más  adelante y antes de superar el paso de la Serrera es el valle de la Cebollera el que dejamos a nuestra izquierda. En la parte superior de este paso nos situamos en la pleta de la Serrera donde unas indicaciones señalan que entramos en el Parque Natural de las montañas de Andorra. La senda muy evidente y bien marcada con la pintura en rojo y amarillo correspondiente al GRP Andorrano nos va llevando poco a poco por el valle de la Serrera hacia el collado dels Meners (2.702mts) situado entre el pic de la Serrera (2.912mts) y el pic  de la Cabaneta (2.862mts). En el collado, como sigue siendo costumbre, me está esperando Carlos. Le sorprendo con mi propuesta con la que venía mentalizado desde tiempo atrás. En la primera etapa de este sector que arrancamos en la Besurta (Benasque), ascendíamos a la cumbre de Molieres. Hoy es la última etapa del sector y tenemos tan a tiro la cumbre significativa del pico de la Serrera, una de las más altas de Andorra, y no quisiera quedarme con las ganas… Como le he pillado por sorpresa, Carlos tarda un poco en reaccionar. Al decirle que me espere en el collado mientras yo hago la extensión hasta la cumbre y que luego ya le contaré cómo se siente uno ahí arriba, termina por animarse. Le agradezco su decisión y los dos nos vamos hacia arriba tras dejar las mochilas depositadas en el collado. Seguro que no se lamentará y finalmente también disfrutará por esta decisión. Y así fue. Nos sentimos tan aliviados de peso que parece que volamos hacia la cumbre. La ascensión es muy sencilla. Es una loma pedregosa pero cómoda. En tan solo 18’ salvamos los casi 200 mts. de desnivel. Las panorámicas son amplísimas. Quizá aquél pico que se ve por allí sea el Aneto… Es posible. Ha merecido la pena y lo disfrutamos. La bajada también la hacemos muy rápida. En el collado coincidimos y charlamos unos minutos con un paisano montañero que está haciendo la GRP Andorrana apoyándose en algunos de los numerosos refugios que hay en las cabeceras de los valles. Nos confirma que la ruta no tiene grandes dificultades y que está sobradamente marcada. “Adiós y buena suerte!”. Seguimos con nuestra ruta mientras contemplamos algunos lagos. Meners, de la Coma y estany de Ransol. Luego es el valle de Ransol que vemos a nuestra derecha y que baja a dar al valle principal del territorio de Andorra, el de Valira. Vamos perdiendo desnivel en el desplazamiento que estamos haciendo para llegar al refugio de Jan (2.217mts). No hay más que una pareja que se encuentran almorzando. Observamos su interior. En dos compartimentos tiene varias literas metálicas, mesa y asientos, chimenea y agua en el exterior. Todo lo indispensable para su utilización por los montañeros. El refugio pertenece a la comunidad de Ransol. Cada valle, según tendemos entendido ofrece un refugio de altura, de libre uso, que por lo que estamos viendo se hallan en buen estado y adecentados adecuadamente. Seguimos hacia el último collado antes de situarnos en el valle de Incles. La senda transcurre por las laderas que descuelgan del Pic de Ransol hasta situamos en el cordal (2.652mts) que baja del Pic de la Coma de Varilles (2.758mts) hasta el Clot Sord (2.503mts) y que separa los valles de Ransol y de Incles. No es realmente un collado pero la ruta de unión de estos valles para los itinerarios de alta montaña pasan por ahí. Como referencia de este paso leemos en el plano: ”Pales de les Basses de les Salamandres”. Desde esta posición tenemos una amplia panorámica hacia el valle de Incles. En esa misma dirección también llegamos a ver Soldeu y Envalira con sus extensiones de pistas de esquí que en invierno todo cubierto por la nieve tendrá una apariencia más atractiva, pero lo que es ahora, a nuestro modo de ver su aspecto no resulta muy agradable al igual que ayer nos parecía el entorno de Ordino – Arcalís. Para dejar paso a las pistas de esquí, los bosques en las laderas se ven muy recortados y con un aspecto sumamente artificial. Por otra parte también podemos intuir por dónde discurre la siguiente etapa de nuestra ARP que partiendo del Pont de la Baladosa se introduce por el valle del Riu de Juclar. Pero eso va a ser cuando regresemos por aquí en el año siguiente. Siguiendo con la ruta, ahora descendemos hasta el estany de Cabana Sorda en cuya orilla también se encuentra el refugio de Cabana Sorda (2.296mts) de muy similares características al de Jan por el que hemos pasado anteriormente. El entorno presenta un pequeño circo formado bajo el Pic de la Coma de Varilles y otras estribaciones anejas. Continuamos la ruta en descenso hacia el valle. Las referencias y marcas sobre el suelo nos dirigen hacia la cabecera del valle del riu Manegor con un desplazamiento al principio horizontal y sin apenas perder desnivel pareciéndonos un absurdo e innecesario alargamiento del recorrido. Podríamos haber descendido más directamente sin este supuesto rodeo, pero hemos decidido seguir las sseñalizaciones. Llegamos al Pont de Bonavida (1.800mts) y ya, siguiendo por la carretera del valle durante algo menos de dos kms. nos detenemos en el camping donde finalizamos la etapa y el sector que habíamos iniciado 12 días antes en la Besurta, (inmediaciones de Benasque). A la etapa de hoy hemos dedicado 9 horas y cuarto, con un desnivel acumulado de subida de unos 1.400 metros y de bajada de unos 1.600 metros.
El día siguiente con varias combinaciones de autobuses lo dedicamos en el viaje de regreso a casa.


A continuación, la muestra gráfica de fotos de la etapa…

Los primeros que salen del refugio de Sorteny son la pareja de ruteros franceses. Un poco más tarde somos nosotros quienes nos despedimos del papá con su hijo pequeño David. Dentro de su saco todavía sigue recuperándose el otro solitario rutero que parece tiene sueño atrasado. La mañana es buena, algo fresca y con ambiente húmedo por las lluvias del día anterior. Caminamos optimistas por la buena senda del valle de Sorteny dejando ya ahí como aparece en la foto el acogedor refugio de Sorteny.


Hemos dejado a la derecha el valle de l’Estanyo y luego a la izquierda el valle de la Cebollera. La senda nos lleva a remontar hasta la Pleta de la Serrera para seguir por el valle de la Serrera ya en el Parque Natural de las montañas de Andorra.



En la Pleta de la Serrera pasamos cerca de esta cabaña que se ve abajo en la foto.


En la foto la Pleta de la Serrera y se intuyen el valle de Sorteny, incluso el valle de Tristaina antes de El Serrat.


Hacia el collado dels Meners por el Clots de la Serrera.


El pic de l’Estanyó (2.915mts) queda a la derecha de nuestra marcha.


Llegando al collado dels Meners. A la izquierda el pic de la Serrera.



Dejamos depositadas las mochilas en el collado y seguimos por la loma hasta encumbrar el emblemático pic de la Serrera.



En la cima del pic de la Serrera (2.912mts).


Por abajo el Clots de la Serrera. Y por encima los picos de la Cabaneta (2.862mts) y de l’Estanyó (2.915mts)


Hacia esta otra vertiente por donde seguiremos vemos el estany dels Meners de la Coma y el valle de Ransol. 


Después de abandonar el collado observamos esta cabaña rústica de piedra. Por detrás el pic de la Serrera.



Aquí el estany de Ransol.


Composición panorámica hacia el valle de Ransol.


Pasamos junto a la cabaña de montaña Coms de Jan.



La ruta sigue por la ladera hacia la loma que desciende del pic de la Coma de Varilles.


Una mirada hacia atrás con el pic de la Cobaneta, collado dels Meners, Pic de la Serrera y pic de la Coma de Senyac. Por abajo el valle de Ransol.


En la loma que baja del pic de la Coma de Varilles. Al fondo es el pic de Ransol (2.732mts).


Vemos el valle de Incles. Las laderas de enfrente son la estación de esquí Soldeu-El Tarter.


Cabecera del valle de Incles y valle del Siscaró por donde continuará la siguiente etapa de lo que nosotros hemos calificado como cuarto sector. Con la etapa de hoy estaremos acabando el tercer sector.


Tenemos que pasar junto al estany de Cabana Sorda.


Ya estamos situados junto al estany de Cabana Sorda en el pequeño circo que lo forma el Pic de la Coma de Varilles y otras estribaciones anejas.


Junto al lago se halla este refugio de la Cabana Sorda.


Siguiendo la ruta ahora estamos en el valle de Manegor que llega hasta el port d’Incles o de Fontargent (2.263mts).


Y ahora ya en bajada directa hacia el amplio valle de Incles.


Una última mirada hacia el Pont de la Baladosa donde como decía antes continuaremos la siguiente etapa por el valle de Siscaró.


Finalizamos en el camping del valle de Incles. Ya hemos cumplido con lo que nos habíamos propuesto cuando hace 12 días salíamos de la Besurta (Benasque).



Totalmente satisfechos con estas bonitas jornadas que hemos disfrutado recorriendo la parte del Pirineo por donde nos ha llevado nuestra particular ruta, regresamos a casa utilizando diversas combinaciones de  autobuses. Mantenemos el buen ánimo para regresar de nuevo a Andorra y continuar con el cuarto y último sector de nuestra Alta Ruta del Pirineo. De verdad, “Un reto muy atractivo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada