lunes, 27 de junio de 2011

ARP. Etapa 03, Martieneko (Sare) – Col de Iguzkiegui.

Etapa 03                                                                                                       (ir a etapa anterior...)
31 de Mayo 2.004                                                                                        (ir a etapa siguiente...)
Martieneko (próximo a Sare) – Col de Iguzkiegui.
El trazado en verde corresponde al recorrido de la jornada.
                                                           Plano del IGN francés.


Damos los “buenos días” a la vez que agradecemos al hospitalario ebanista por el apreciable detalle de habernos dejado pasar la noche en su parcela. También nos ha facilitado el agua que hemos necesitado para cocinar y para llevar ahora con nosotros en la ruta. Nos desea buena suerte para los días que vamos a estar por ahí andando en las montañas.

Puestos en marcha ya desde Martieneko (58mts) enseguida llegamos a Berhouet (102mts) donde “tocamos” ligeramente la línea fronteriza a la que más adelante volveremos a juntarnos para seguir sobre una estupenda y cómoda pista (que no es de asfalto). Posteriormente el GR nos vuelve a distanciar de la línea fronteriza bajando hasta el arroyo de la Nivele. En el Pont du Diable abandonamos el GR-10 que se acerca a la localidad de Ainhoa. Nosotros seguimos por la carretera que nos lleva hasta el pueblo fronterizo de Dantxaria (69mts). En nuestro itinerario pasamos más adelante por el caserío Ezpondakoborda y después por el de Patzikoenborda desde donde vamos a ir remontando hacia el collado de Gorospil (662mts). Antes de llegar a este collado subimos el monte Gorospil (691 mts.) que se encuentra muy próximo. Descendemos a continuación hacia la granja Esteben (570mts) y sobrepasando ésta nos detenemos en el col de Iguzkiegui (567 mts.) donde finalizamos la etapa de hoy.

Sobre la marcha nos llama la atención esta cabaña colgada sobre el árbol.


Vamos por el camino que sigue junto al borde fronterizo. La montaña que vemos al fondo es el Larrun (La Rhune) de 900 metros cerca de donde andábamos ayer con la intención de haber llegado a su cumbre. No pudo ser.



Seguimos por la pista fronteriza.


Este paisaje es de la vertiente española hacia la localidad Navarra de Zugarramundi.


Hemos bajado hasta el arroyo de La Nivele y en el Pont du Diable abandonamos el GR-10 que se acerca a la localidad de Ainhoa. En lugar de seguir hacia Ainhoa, continuamos por la carretera que nos lleva hasta el pueblo fronterizo de Dantxaria.


Desde Dantxaria nuevamente seguimos más o menos por la línea fronteriza aprovechando alguna pista asfaltada y otros caminos, siempre en dirección Este que es la buena.




Pasamos por el caserío Ezpondakoborda y más adelante por el de Patzikoenborda desde donde vamos a ir remontando hacia el collado de Gorospil.


Subimos la larga y más o menos suave loma muy evidente hacia el collado.


Estamos en uno de los numerosos descansos obligados (necesarios, diría yo) mientras seguimos viendo hacia atrás el monte Larrun (La Rhune) y el terreno que vamos dejando después del camino ya recorrido. 



Este es el monte Gorospil a donde nos apetece subir aunque la ruta no lo exige. Pero nosotros nos lo proponemos.


Después de coronar la suave montaña de Gorospil descendemos hacia la granja Esteben. A señalar que en toda esta parte que vamos recorriendo estamos teniendo un serio problema al no encontrar agua con que abastecernos. Lo vamos resolviendo con alguna fuente pública cuando pasamos por localidades o bien comprando en el comercio. También hemos llamado a alguna puerta pidiendo el favor de que nos rellenen las botellas. Cuando llegamos a la granja Esteben hablamos con la ventera pero por la forma de dirigirse a nosotros casi la tenemos que pedir perdón por molestarla. Seguimos nuestra marcha con las botellas vacías esperando tener mejor suerte. La tarde ya está cayendo y vamos mirando de encontrar un espacio apropiado para vivaquear. Nos detenemos en el col de Iguzkiegui tras haber localizado afortunadamente en las proximidades una manguera de abastecimiento de agua que tenía una fuga. Va a ser nuestra salvación para hoy. Lo que la ingrata ventera nos ha negado lo vamos a tener  ahora en abundancia y así de fácil.

Nos detenemos cuando son las 6 y cuarto de la tarde, . Descansamos después de haber vaciado las mochilas esparciendo alrededor todo su contenido. Parece mentira que todo lo que se encuentra por ahí lo podamos llevar a cuestas con nosotros.



La jornada ha resultado bastante cómoda en el sentido de que ha sido sobretodo desplazamiento sin apenas desniveles salvo la subida al collado y monte Gorospil.
Hemos dedicado a la ruta 9 horas y cuarto. El desnivel total de subida ha sido de unos 600 metros. aproximadamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada